Eduardo Almonacid Villarroel Enfermero Licenciado de Enfermería Diplomado en Educación Superior Jefe de Carrera Interino Técnico en Enfermería de Nivel Superior Docente Centro de Formación Técnica Santo Tomás Miembro del Colegio de Enfermeras y Enfermeros de Chile

Por Eduardo Almonacid Villarroel

Enfermero

Licenciado de Enfermería

Diplomado en Educación Superior

Jefe de Carrera Interino Técnico en Enfermería de Nivel Superior

Docente Centro de Formación Técnica Santo Tomás

Miembro del Colegio de Enfermeras y Enfermeros de Chile

Este jueves 12 de mayo se celebra el día Internacional de la Enfermera y el Enfermero, bajo la inspiración de nuestra precursora, Florence Nightingale, la enfermera, escritora y estadista británica nacida un 12 de mayo hace 202 años, cuyo legado permanece hasta nuestros días.

Han transcurrido 116 años desde que, en ese lejano 1906, se iniciara la carrera de Enfermería en nuestro país. En este siglo y algo más, han ocurrido grandes transformaciones y cambios en todos los ámbitos de la vida del ser humano y en los cuales nuestra profesión jamás ha quedado ausente, dado que ha evolucionado y perfeccionado sus campos de acción e intervención y, junto con ello, la atención holística brindada. La especialización de las y los colegas dan sustento potente a los cuidados entregados a diario tanto a lo largo de nuestro país como del mundo entero.

Cada año, el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), que reúne a organizaciones de enfermeras de 130 países, define un tema en el marco de la celebración del Día Internacional de la Enfermera. Este 2022, así como también lo fue el año 2019, el lema es Enfermería: “Una voz para liderar… Salud para Todos”, que significa poner la salud al alcance de cada persona.

Hoy nos encontramos en una coyuntura compleja y desafiante. Los cambios tecnológicos, los avances en el cuidado de la salud, la irrupción de la tele salud, que también tiene su expresión en la tele Enfermería, son elementos que nos obligan a actualizarnos y dar respuestas adecuadas al siglo XXI. En este contexto, el desarrollo de la formación, el perfeccionamiento y adquisición de nuevas competencias en todas las áreas, especialmente en el área digital, es un desafío que debemos acometer y que, ciertamente, impulsaremos con energía y decisión.

Te puede interesar:  El Evangelio de Hoy Domingo 9 abril 2017

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí