Este domingo 8 de mayo se celebrará un nuevo Día de la Madre en todo el país. Serán cientos las mamás que afortunadamente contarán con el saludo afectuoso de sus hijas e hijos, pero hay un número no menor de ellas que estarán solas, sin la contención y el abrazo que tanto necesitan.

En los 28 hogares de Fundación Las Rosas, entre Coquimbo y Los Lagos, se celebrará el Día de la Madre, fecha especialmente emotiva, que nos llama a recordar y reflexionar sobre la abnegación de estas mujeres mayores, muchas veces solas y olvidadas, pero que en la institución de ayuda fraterna son celebradas y queridas como ellas lo merecen.

En Fundación Las Rosas (www.fundacionlasrosas.cl), un número importante de residentes no cuentan con visitas habituales de familiares o amigos, situación que se hace aún más patente en estas fechas. “Alrededor de un 85% de las personas mayores no cuentan con un hijo o hija que los visite periódicamente o en fechas tan importantes como el día de la Madre o del Padre; y no porque no exista, sino porque simplemente no vienen”, explica la Dra. Claudia Ríos, médico auditor de la Fundación.

La doctora Ríos explica que, ante esta situación de abandono, “son las cuidadoras, el personal de salud, los equipos directivos y de religiosas del Hogar quienes se preocupan de regalarles un día especial y celebrarlas, intentando de alguna manera suplir la ausencia del afecto de algún familiar”. La profesional agrega que si bien existe un porcentaje no menor de residentes que sufre algún grado de demencia (75%) lo cual no les permite darse cuenta del todo de estos hitos sociales, el acompañamiento también es un aspecto fundamental en el cuidado de las personas mayores en esta situación.

“Pese a su estado, logran percibir que algo está pasando, que es un día en que se entrega cariño y compañía; se dan cuenta que el otro residente sí es visitado y se preguntan por qué a mí no, porque yo no recibo ese cariño”. En términos médicos, una persona mayor que no es visitada o acompañada comienza a retraerse de su entorno social cercano. “Dejan de tener esa esperanza y el sistema cognitivo empieza a deteriorarse aún más, también se ve mayor prevalencia de cuadros depresivos. Esto baja también los niveles inmunológicos, trayendo consigo enfermedades o la exacerbación de patologías que ya están presentes” agrega la especialista.

Te puede interesar:  Con actividad física al aire libre adultos mayores celebraron el Mes del Corazón

Desde la Fundación hacen un llamado a “no olvidarlas” especialmente este día y a visitar a las residentes, participando de las actividades que tengan programadas para ese día los distintos equipos de los Hogares. En la institución de acogida reconocen que también hay hijos y familiares que son muy presentes y siempre visitan a sus familiares en los Hogares, especialmente ahora que la situación de la pandemia ha bajado un poco, lo que es muy positivo para ellas y ellos. “Tener un acompañamiento activo con nuestras personas mayores les permite mantener sus habilidades sociales, mantenerse más activos y sobre todo sentir que aún son queridos”, finaliza la doctora Claudia Ríos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí