Desde avistamiento de aves hasta degustaciones de espumante en una viña mapuche ofrece esta ruta fluvial, que ahora busca potenciarse como un atractivo turístico durante todo el año. Con cuatro años de existencia, este proyecto reúne a 20 emprendedores ligados al entorno del Río Imperial y la costa de La Araucanía.

Muy cerca de Temuco, a poco más de una hora de viaje, se puede uno encantar con la Ruta Carahue Navegable, la que gracias a su paisaje costero y fluvial ha ido posicionándose como una alternativa para descansar y disfrutar de la naturaleza y gastronomía elaborada con productos locales.

La pandemia por Covid-19 hizo que echáramos de menos el contacto con la naturaleza, por ello, hoy el turismo de intereses especiales está cada vez más valorado. De tal manera que esta ruta sobresale por ofrecer variadas atracciones para aprovechar la naturaleza y cultura de la zona.

En sus inicios, la ruta funcionaba principalmente durante el verano, siendo una alternativa para las vacaciones en La Araucanía, pero ahora se está potenciando su funcionamiento durante las cuatro estaciones del año. Por ello, recientemente los socios de este proyecto lanzaron el programa “Experiencia Turística Ruta Carahue Navegable 2022”, actividad que se realizó en el emprendimiento El Secreto del Campo de Verónica Cabrera.

Claudio San Martin es presidente de la Ruta Fluvial Carahue Navegable y propietario de Lodge Puerto Koüpo, que es parte de los servicios que ofrece este polo turístico. “Nosotros nos capacitamos para brindar servicios en contingencia sanitaria e impulsar nuestra oferta de turismo de naturaleza, gastronomía y alojamientos de primer nivel”, aseveró. También, hizo un llamado a las personas a conocer la ruta y disfrutar de sus atractivos: “Nuestra Ruta Carahue Navegable está abierta todo el año para que nos puedan visitar, descansar y conocer un turismo sostenible donde hay distintas culturas trabajando de forma asociativa y con emprendimientos de primera calidad”, señala.

Actualmente, 20 servicios turísticos están asociados a la Ruta Carahue Navegable, iniciativa que se creó hace cuatro años, gracias al empuje de emprendedores locales que junto al Departamento de Acción Social del Obispado de Temuco, CMPC y la Municipalidad de Carahue, lanzaron este proyecto público privado. Hoy, la ruta busca atraer visitantes durante todo el año y fomentar el turismo de naturaleza, gastronómico y cultural, el sello distintivo de esta iniciativa.

Te puede interesar:  “Vive tus Parques” selecciona voluntarios para trabajos de invierno en reservas y parques nacionales del norte

Dorian Cánovas, director del área Social del Obispado de Temuco, junto con valorar el trabajo conjunto que permitió acompañar a los emprendedores, destacó el rol del turismo para generar desarrollo. “Aquí el turismo es singular, es un turismo que tiene que ver con humedales, patrimonio cultural y cosmovisión mapuche. Los socios de esta ruta han buscado otras líneas para poder desarrollarse; y, ese desarrollo desde nuestra doctrina, nosotros lo llamamos progreso. Por lo tanto, si el turismo es un mecanismo de progreso, es bienvenido”, comenta.

Juan Carlos Navia, jefe de Asuntos Corporativos CMPC zona Sur, señaló que esta ruta les ha abierto puertas a los emprendedores de la comuna. “El turismo es una tremenda oportunidad para los territorios. Particularmente, esta comuna había tenido cierto desarrollo turístico, pero era escaso hasta hace algunos años. La Ruta Fluvial Carahue Navegable ha permitido abrir otras perspectivas de desarrollo a los emprendedores locales y no solo como un tema de desarrollo productivo, sino que también para mostrar su cultura”, dice.

Por su parte, Gonzalo Medina, jefe de la Unidad de Desarrollo Económico Local de la Municipalidad de Carahue, comentó: “Esta ruta es resultado del esfuerzo y del trabajo. Esto muestra las ganas de nuestros emprendedores de desarrollarse y buscar alternativas, además de que las instituciones estemos a la altura para poder apoyarlos en ese camino. Esta es la demostración de que ese trabajo mancomunado sirve y hoy lo estamos viviendo”, destaca.

Una ruta bien cimentada

Uno de los atractivos que más llama la atención de la Ruta Carahue Navegable es el Humedal de Monkul, declarado sitio Ramsar en 2020, que se puede conocer arriba de un kayak y navegar de manera silenciosa sobre sus aguas calmas para observar la fauna que habita en los pajonales del humedal.

Te puede interesar:  Proyecto en la Provincia de Arauco busca potenciar Turismo Experiencial

Además de deleitarse con este paisaje – emplazado en La Araucanía – también se puede visitar la viña mapuche Wuampuhue, que ofrece al visitante su espumante de la cepa Pinot noir. La Casona Daysu, que data de 1930, es otra de las atracciones que destaca en este lugar por su arquitectura. Aquí se puede alojar o acceder a un centro de eventos ubicado a orillas del río Imperial; sumándose el complejo de cabañas Nehuentúe, en la localidad del mismo nombre y que cuenta con una unidad con accesibilidad universal.

A la hora de comer, su carta gastronómica es muy variada. Se puede reservar en el Restaurant Moll´s de Nehuentúe, en El Secreto del Campo en Tranapuente o Newen Domo del sector de Chacay Bajo; entre otras alternativas gastronómicas de la Ruta Carahue Navegable que también suma a su oferta varios Food Truck o Carros instalados a lo largo de la ruta.

La ruta ofrece panoramas que se pueden hacer por el día o también con una mayor planificación, hospedándose en algunas de las ofertas de alojamiento disponible. Para conocer más sobre esta alternativa se puede visitar su página web www.carahuenavegable.cl o bien acudir a la Estación Fluvial, para obtener información en Avenida Alessandri Nº 700 en Carahue.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí