Diputado y Senador Electo Enrique van Rysselberghe.

La Cámara de Diputados aprobó y despachó el proyecto que contempla el financiamiento de la Pensión Garantizada Universal (PGU) impulsado por el Gobierno, aunque la oposición incluyó una indicación para que el denominado impuesto a los “súper ricos” del país sea parte de la fórmula para sustentar la iniciativa.

El Diputado y Senador Electo Enrique van Rysselberghe manifestó su preocupación por la indicación de la oposición que aprobó el impuesto a los “súper ricos” como parte del financiamiento de la Pensión Garantizada Universal (PGU), medida que el parlamentario reconoció como inconstitucional.

Sobre la medida que introdujo el impuesto a los “súper ricos”, el Senador Electo indicó: “Para hacer “Súper Inversiones” que le permitan a Chile tener un “Súper Crecimiento” para generar “Súper Buenos Empleos” y una “Súper Buena Recaudación Tributaria”, se requiere que nuestro país atraiga y no espante a personas de alto patrimonio. Este proyecto – además de ser inconstitucional – va naturalmente en dirección contraria”, subrayó.

“A gastos permanentes, Ingresos permanentes. Ésa es la máxima. En ese sentido, estimo que la actual propuesta no se hace cargo del crecimiento permanente (estructural o de largo plazo), que es la fuente más significativa de recaudación tributaria permanente. Así, complementaría el actual proyecto con uno que – haciendo foco en incentivos al ahorro e innovación de alto impacto – nos permita retomar una senda de crecimiento acelerado, estable y sostenido lo antes posible”, concluyó Enrique van Rysselberghe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here