Con la finalidad de robustecer el suministro eléctrico del sector rural de la ciudad, Frontel concretó una importante obra en las localidades de Centinela y El Retobo, en la comuna de Quilleco.

Los trabajos consideraron la instalación y reemplazo de 550 metros de línea de media tensión por cable de aluminio protegido, otorgando una mejora en el estándar de la red eléctrica existente.

Las mejoras implementadas en esta comuna cordillerana de Biobío permitirán entregar robustez al suministro eléctrico de los sectores favorecidos, ya que el cable empleado en esta obra proporciona un mejor desempeño ante alguna contingencia que se pueda suscitar, reduciendo la probabilidad de que se registre un corte de luz. El cable utilizado en esta oportunidad tiene la particularidad “de contar con una capa de aislación que evita que se produzcan corte de suministro”, relató el Gerente Zonal de Frontel Biobío, Fernando Caire.

A ello, el ejecutivo añadió que uno de los beneficios directos de la instalación de este cable es que los clientes registrarán menos interrupciones en el servicio, ya que ante un contacto accidental con la línea eléctrica se disminuye la posibilidad de un corte de suministro.

Esta iniciativa apunta a brindar flexibilidad a los sectores donde se implementó y, así, disminuir la frecuencia y cantidad de fallas y mejorando los tiempos de respuesta ante alguna desconexión a consecuencia de ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here