Durante 6 meses se continuará realizando el monitoreo en 31 comunas de la región de Biobío, que actualmente lidera la Seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación Macrozona Centro Sur.

Este sistema de vigilancia de variantes para COVID-19 permite realizar una búsqueda activa en comunidades completas, lo que permite anticipación y entregar lineamientos para que la Seremi de Salud de Biobío realice una búsqueda activa. Genera una alerta preventiva y predictiva, un ejemplo de ello fue la identificación del primer caso delta en la comuna de Arauco.

En palabras de la Seremi de Ciencia Paulina Assmann, “las aguas servidas son un torrente de información de la salud de la población es por esto que el medirlas, permite adelantarnos a los casos ya que podemos detectar a los asintomáticos, los pre sintomáticos y los sintomáticos, en el caso de Arauco hasta la semana pasada no registraban casos pero este monitoreo nos permitió generar la alerta”.

Cabe destacar que el análisis del alcantarillado permite detectar no solo la presencia de Covid y sus variantes, sino también de otros patógenos -como cólera, tifus- y además medicamentos y drogas, por lo que provee una excelente herramienta para desarrollar políticas públicas.

“Esta iniciativa entrega la evidencia científica necesaria, para que las autoridades realicen búsquedas activas y controlen sectores de alto riesgo ya sea por el número de personas que se encuentran en cada lugar o por las condiciones en que viven, demostrando que la ciencia está velando por el bienestar de la ciudadanía y a la vez mejora los tiempos y procesos de detección del virus”, señaló Assmann.

De las 113 personas confirmadas con variante delta en la región, ya son dos las que se encuentran en recintos asistenciales según explicó el Seremi de Salud, Héctor Muñoz.

“Acá en la región tenemos 13 casos confirmados por secuenciación y  84 casos probables por PCR variante y nexo epidemiológico, es por esto que es clave el trabajo que estamos desarrollando entre ambas secretarías ministeriales, ya que permite anticiparnos”, enfatizó Muñoz.

Esta vigilancia se desarrolla gracias al trabajo de entidades como el Núcleo Milenio MiDAS, el Laboratorio de Ciencias Biomédicas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción y el laboratorio Biodiversa. Es el primero en su tipo a nivel nacional y se desarrolló inicialmente la primera mitad del 2021 en San Pedro de la Paz, sin embargo, no tuvo continuidad por parte de la nueva administración municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here