Cristian Escobar, Licenciado en Educación UdeC, Dirigente Social.

Por Cristian Escobar, Licenciado en Educación UdeC, Dirigente Social.

Este domingo se realizará la segunda vuelta en la elección de Gobernador/a Regional en Chile, sin embargo, las personas están desinformadas en diversos aspectos de la ley, donde no se han establecido canales de información directos a la Población que nuevamente se abstendrá como ha sido la tónica en las pasadas elecciones municipales con % altos en diversos rincones del país.

En esta columna les hablaré del artículo 111 del Capítulo XIV: Gobierno Y Administración Interior Del Estado para desglosar los aspectos más importantes en la labor de los/as futuros/as Gobernadores.

En adelante.

La administración superior de cada región reside en un gobierno regional, que tendrá por objeto el desarrollo social, cultural y económico de la región.

Lo anterior, ha estado marcado por la centralización de los recursos, sujetos a la densidad poblacional, la Región Metropolitana tiene el gasto público más importante.

El gobierno regional estará constituido por un gobernador regional y el consejo regional. Para el ejercicio de sus funciones, el gobierno regional gozará de personalidad jurídica de derecho público y tendrá patrimonio propio.

La estructura gubernamental en las regiones ha tenido profundas rupturas, en primera instancia era el Intendente Regional quien designado por el Presidente de la República, quien presidía el Consejo Regional, los CORES también eran elegidos por los Concejales de las comunas que conformaban la Región, sin embargo hoy estos colegiados son electos a través de una elección popular, tras un primer alcance en que fueron los CORES quienes exigieron una mejor remuneración y además ser ellos mismos quienes eligen a su Presidente del Consejo Regional (CORE).

Y aparece una nueva figura ejecutiva para reemplazar la labor del Presidente del CORE.

El gobernador regional será el órgano ejecutivo del gobierno regional, correspondiéndole presidir el consejo y ejercer las funciones y atribuciones que la ley orgánica constitucional determine, en coordinación con los demás órganos y servicios públicos creados para el cumplimiento de la función administrativa. Asimismo, le corresponderá la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependan o se relacionen con el gobierno regional.

Elecciones con segunda vuelta, que este domingo tendrán configurados en cada región de Chile a un Gobernador/a, la pregunta es ¿Cómo convivirán estas personas en un escenario donde el Intendente Regional aún está en ejercicio?, se señala que el Intendente sería un coordinador de los Servicios de Gobierno, pero si la ley establece también esa función además de fiscalizar al Gobernador/a. ¿Qué pasará en las Regiones donde aparezcan Gobernadores de un sector de oposición?, habrá una disputa del poder, desviando el real sentido de la descentralización y regionalización como una herramienta de equidad de los recursos, ¿Qué sucederá con los alcaldes que no conozcan a cabalidad estas discrepancias?, ¿Cómo los CORES serán también agentes informativos?, son muchas las interrogantes.

El gobernador regional será elegido por sufragio universal en votación directa. Será electo el candidato a gobernador regional que obtuviere la mayoría de los sufragios válidamente emitidos y siempre que dicha mayoría sea equivalente, al menos, al cuarenta por ciento de los votos válidamente emitidos, en conformidad a lo que disponga la ley orgánica constitucional respectiva. Durará en el ejercicio de sus funciones por el término de cuatro años, pudiendo ser reelegido consecutivamente sólo para el período siguiente.

Con este apartado se cumple lo sucedido en la mayoría de las regiones donde no hubo candidatos con más del 40% de los votos. Se destaca el hecho de la reelección como podemos ver en la última parte.

Si a la elección del gobernador regional se presentaren más de dos candidatos y ninguno de ellos obtuviere al menos cuarenta por ciento de los sufragios válidamente emitidos, se procederá a una segunda votación que se circunscribirá a los candidatos que hayan obtenido las dos más altas mayorías relativas y en ella resultará electo aquel, de los candidatos que obtenga el mayor número de sufragios. Esta nueva votación se verificará en la forma que determine la ley.

Para los efectos de lo dispuesto en los dos incisos precedentes, los votos en blanco y los nulos se considerarán como no emitidos.

La ley orgánica constitucional respectiva establecerá las causales de inhabilidad, incompatibilidad, subrogación, cesación y vacancia del cargo de gobernador regional, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 124 y 125.

El llamado a la población regional es poder indagar en estos aspectos, que podamos tener un cambio en la distribución de los recursos con prolijidad, rapidez y que las autoridades no tengan sus intenciones políticas por sobre las necesidades de la gente, si opta por uno u otro candidato sea siempre un ciudadano informado. Vemos que al no ser obligatorio el voto los que se anticipan a las elecciones con clara ideología son militantes o simpatizantes concientizados de partidos. Como desarrollas una política de descentralización donde los ciudadanos no fueron formados, al final parece un chiste que se cuenta sólo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here