El documental Chilean Women’s Voices in New York producido y realizado por Géraldine Guardia en 2020, busca, a través de testimonios femeninos, explicar la reacción y muestras de apoyo que tuvo en Nueva York el estallido social chileno.

Sin entrar en el análisis pormenorizado de qué fue lo que generó 18 O, el documental, como un collage variopinto, muestra diversas actividades que se realizaron en la gran manzana por la comunidad chilena en el contexto del estallido social. En poco más de 15 minutos a través de imágenes que muestran cómo las mujeres artistas no quisieron estar ajenos a lo que pasaba en Chile y, a través de manifestaciones artísticas heterogéneas, sensibilizaron e informaron a los habitantes de Nueva York de lo que estaba pasando en Chile.

Guardia da cuenta a través de sus  imágenes, estéticamente bien cuidadas, de la solidaridad y compromiso por la justicia y evidencian que el sentir de los movimientos sociales trasciende fronteras. La denuncia de la brutalidad policial y de las múltiples y sistemáticas violaciones a los derechos humanos nos hace entender que la dictadura y sus funestas instituciones siguen presentes.

Si bien el montaje resulta muy notorio y no parece tener una clara intencionalidad, tanto las imágenes de Chile como de Nueva York logran vincular a dos mundos tan distintos a través de voces, esencialmente femeninas, que con tristeza y esperanza no se contentan con ser testigos de este proceso transformatorio para decidir tener un rol más activo.

Guardia logra a través, de su producción reunir diversos testimonios y manifestaciones artísticas en Nueva York donde gran mayoría son mujeres jóvenes. Sin embargo, la presencia de algunas menos jóvenes nos invita a reflexionar sobre el encuentro de dos generaciones chilenas que miran desde el norte lo que pasa en Chile. El golpe de Estado del ’73 y el estallido de 2019 parecen vincularse en este diálogo transgeneracional con esperanza en un Chile digno y en el entierro de una llamada constitución pinochetista para dar paso a una nueva, legítima, digna y creadora de un nuevo Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here