Manifestando su total rechazo a la construcción de una central hidroeléctrica de pasada, que utilizaría las aguas del rio Huequecura, en el sector de Quillaileo, en la comuna de Santa Bárbara, en la provincia de Biobío, se manifestaron Consejeros y Consejeras regionales, que acompañados por el presidente del Core., Patricio Lara, llegaron hasta el lugar donde se reunieron con dirigentes sociales, del municipio y vecinos del sector.

“Llegamos con los Cores de la provincia de Biobío para conversar con la comunidad frente a este proyecto tan invasivo para el sector, sobre el que como consejo regional nos oponemos férreamente a que se desarrolle, pues además del  gran impacto que tendrá no es mucho el aporte que se genera con electricidad como para sacrificar un lugar tan importante como este, por lo tanto nuestra visita es a escuchar al municipio y agrupaciones para señalar que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que esta central no se construya”, indicó Patricio Lara, presidente del Core.

Sobre esta iniciativa se mencionó que en la última sesión del Core se aprobaron varias observaciones hechas al proyecto planteadas por ejecutivo regional, además de acordar incorporar a los expedientes un voto político de rechazo.

“Aparte de las atribuciones que nos da la ley y que es que debemos pronunciarnos sobre los informes que envía el ejecutivo, aprobamos las observaciones e hicimos un voto político unánime por los 22 Consejeros y Consejeras regionales, donde nos oponemos a este proyecto”, agregó Patricio Lara.

La iniciativa considera captar un caudal el que será conducido por medio de una tubería de acero hasta llegar a la casa de máquinas. Entre algunos aspectos ambientales relevantes asociados está la afectación a la red hidrográfica por disminución del caudal en un tramo del río Huequecura y afectación de sus riveras; impacto acústico en habitantes cercanos en la etapa de construcción por tránsito de maquinaria pesada y tronaduras en rocas; y en la flora y fauna, alteración del hábitat acuático producto de la disminución del caudal, entre otros aspectos.

“Nos parece bien que los Cores estén en la zona como organismo político pues consideramos que este tema afecta a la sociedad y las comunidades que habitan en el territorio, por lo que es fundamental den su voto en el sentido del daño que se provoca. Respecto del proyecto es poco serio, pues en la empresa eléctrica Los Morros omiten datos de manera burda y consideramos que existe un estrecho límite entre la seriedad de la compañía y querer que este proyecto pase. Hacemos un llamado a la seriedad de la autoridad para frenar estos proyectos que vienen con carencias de información tan relevantes, que obligan a comunidades pobres y los municipios sin recursos a organizarse. Estos proyectos en otros países serían sancionados por las carencias de este tipo y  por la falta de información, con empresas que no cumplen con el deber de presentar ante la sociedad proyectos que realmente traigan beneficios”, planteó José Castillo, vocero del Comité de Defensa de los valles Huequecura y Quillaileo.

“Tenemos un rechazo rotundo porque el proyecto nos perjudica en todo, ya sea en la naturaleza, las aguas y porque vienen muchos turistas que nos dan el trabajo, pues somos muchos los que trabajamos en este rubro. Yo tengo un kiosco en mi casa donde vendo de diciembre a marzo, para tener el dinero suficiente para pasar el año, porque el sector no tiene trabajo para las personas mayores y el resto se dedica a la agricultura y apicultura, que les afectaría también esta central, por eso pedimos el apoyo del Gobierno Regional y salir libres del proyecto, porque llevamos seis años defendiéndonos de la represa que se quiere construir en el sector”, señaló Juana Mellado, presidenta de la Junta de Vecinos de Quillaileo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here