Sr. Director:

Suele informarse y compararse el porcentaje regional de ocupación de camas UCI, a propósito de la pandemia por Covid-19. Las camas

disponibles no necesariamente son proporcionales a la población de cada región. En aquellas con muy pocas camas, cada cama aporta un porcentaje significativo del total.

En la Región de Aysén, contando apenas con 10, cada cama vale un 10%, por lo que con su 80% de ocupación les quedan tan solo 2 camas, resultando engañoso su aparente mejor situación proporcional respecto de otras regiones al 95% de ocupación o más, como la Metropolitana, donde cada una de sus (aprox.) 1.400 camas aportan (aprox.) un 0,07%, quedándole varias decenas libres. Los criterios de cambio de fase de las cuarentenas dinámicas deberían considerar porcentajes más astringentes para regiones con menos de 50 camas. También sería el caso de las regiones de Arica y Parinacota, Atacama, de los Ríos, Magallanes y, quizás, Tarapacá y Ñuble. Cada muerto pierde el 100% de su única vida.

Atte.,

Luis León

Cárdenas Graide,

Ingeniero Civil en Computación, Universidad de Chile

RUT 10.366.273-7

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here