Espero que estén mucho mejor en esta etapa del mes. Hace rato no les traía algo dulce, así que ahora es el turno de este riquísimo Kuchen de miga, para esta ocasión opté por rellenarlos con manzanas, pueden ser verdes (mis preferidas) o rojas. Pero si están en temporada de verano, pueden aprovechar de reemplazar esta fruta por arándanos por ejemplo y en vez de canela usan ralladura de limón. Cómo verán seguimos en la línea de recetas flexibles y adaptables a sus necesidades.

Por Carolina Rojas

Además, este kuchen es perfecto para la hora del té o para acompañar un café a media tarde. E incluso es una buena opción como postre y si ya quiere chanchear o golosear sin medidas, puede servirlo medio tibio acompañado de una bolita de helado de vainilla.

En cuanto a la masa, la consistencia es como miga, un detalle más óptimo es mezclar todos los ingredientes excepto la mantequilla, y luego añadir la mantequilla derretida, pero tibia. La mejor manera es trabajar con las manos para lograr una mejor textura.

Sin dudas la textura de la base quedará más compacta si presionamos y aplanamos en el molde. Lo que lo hará perfecta para luego poder rellenar con la fruta deseada.

Ingredientes

INGREDIENTES PARA LA MASA:

3 tazas de harina para todo uso

3/4 taza azúcar granulada (puede usar un poco menos si desea)

3 cucharaditas de polvos de hornear

1 cucharadita de canela en polvo

1 huevo

125 grs de mantequilla

INGREDIENTES RELLENO:

7 manzanas de tamaño regular (pueden ser verdes o rojas o la mezcla de ambas)

1 cucharada de mantequilla

3/4 taza de azúcar

1 cucharadita de canela en polvo

2 cucharadas de maicena (fécula de maíz)

Instrucciones

PREPARACIÓN DEL RELLENO:

Lavar las manzanas, y pelarlas quitando la cáscara y el centro de cada manzana.

Cortarlas en gajos pequeños.

Colocar en un sartén la mantequilla y saltear las manzanas.

Agregar el azúcar. Cocinar por 10 minutos.

Añadir la canela en polvos, mezclar bien.

Esta cocción va soltar bastante jugo.

En una taza o similar disolver la maicena con un poco de agua fría.

Agregar la maicena a la mezcla de las manzanas.

Cuando comience a espesar, apagar el fuego.

Dejar enfriar antes de usar el relleno.

PREPARAR LA MASA:

   Derretir la mantequilla completamente en la olla o en el microondas.

En un bowl mezclar el resto de los ingredientes harina, azúcar, polvos de hornear, canela en polvo, huevo y la mantequilla derretida. Mezclar con las manos y formar migas.

Calentar el horno a 375°F (190°C).

Enmantequillar un molde de 26 cms.

Cubrir la base del molde con la mitad de la mezcla del Streusel. Presionar con los dedos y dejar bien firme.

Colocar la mezcla de manzanas encima.

Terminar cubriendo con el resto de la masa.

Llevar al horno por unos 35 minutos o hasta que esté dorado por encima.

Dejar reposar antes de desmoldar y disfrutar idealmente bien frío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here