La iniciativa, que impulsa Ministerio de Energía, apunta a usar las capacidades académicas de la Universidad, junto a la MicroRed, para el desarrollo de aplicaciones de electromovilidad basadas en celdas de combustible, y blending de gas natural con hidrógeno verde.

Apuntar hacia el desarrollo de energías limpias fue el foco detrás del lanzamiento regional para la promoción del Hidrógeno Verde en el Biobío que se efectuó en la UCSC, como parte de la Estrategia Nacional impulsada por el Ministerio de Energía, resultado del trabajo colaborativo entre la industria, la academia, la sociedad civil y el sector público.

En la ceremonia, en la que participaron autoridades regionales del Biobío y representantes del sector industrial, se firmó un compromiso alineado con la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, que además significó el puntapié para el desarrollo de una planta piloto en la UCSC, junto a dos iniciativas para electromovilidad basadas en celdas de combustible para la industria forestal y blending de gas natural con Hidrógeno Verde.

Durante la actividad, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet envió un mensaje destacando este lanzamiento. “Chile es el país con el mejor potencial para producir Hidrógeno Verde. Estamos muy contentos por este lanzamiento regional, ya que el Biobío tiene un enorme potencial para el desarrollo de este combustible. Quiero felicitar especialmente a la UCSC por los esfuerzos que está haciendo y ser pioneros en el desarrollo del Hidrógeno Verde y las energías renovables, ya que tienen operando una MicroRed. Estos son esfuerzos importantes e iniciales para ir abriendo caminos para que otros puedan empujar el desarrollo de esta industria, que puede transformar nuestro país y que va a generar inversión, empleos y crecimiento”.

Por su parte el Intendente del Biobío, Sergio Giacaman, destacó el potencial del Biobío para producir el Hidrógeno Verde. “Tenemos  una tremenda oportunidad para impulsar el Hidrógeno Verde, con esta iniciativa pionera de la UCSC y el Ministerio de Energía. Creemos que el H2 es el combustible y la energía del futuro y por lo mismo debemos generar las condiciones para poder desarrollar una industria que genere oportunidades para nuestra región”.

El Rector de la UCSC, Christian Schmitz, quien encabezó la actividad, destacó que se haya elegido a la casa de estudios para el lanzamiento regional, considerando los existentes esfuerzos para ser una universidad sustentable, además de un cluster de académicos enfocados en estos temas, desde donde se ha promovido una fuerte concientización en la comunidad universitaria, lo que llevó a la construcción de la MicroRed –sistema de generación de energía eléctrica renovable, compuesta de variadas tecnologías solar fotovoltaica y eólica para la difusión, docencia e investigación en energías renovables-, un polo de investigación en electromovilidad y el futuro Centro de Energía UCSC, con lo que se contribuye a la formación de capital humano avanzado.

Piloto

El proyecto que impulsa la UCSC en conjunto con la Seremi de Energía, busca promover el desarrollo de la industria de hidrógeno verde en la Región del Biobío, implementar una planta piloto para la producción de hidrógeno verde en la UCSC, desarrollar actividades de transferencia tecnológica a distintas empresas de la macrozona y generar capital humano avanzado para el desarrollo de la industria.

El proyecto se compone de dos partes, la primera consiste en la construcción y operación de una planta demostrativa de 10 kW de potencia, para la producción de 0,17 kg/h de hidrógeno verde. Esta unidad se ubicará en las instalaciones de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Cabe señalar que esta universidad cuenta hoy en día con un micro red de 50 kW, que produce electricidad a partir de energía eólica y solar, que abastecería a la planta piloto de hidrógeno.

La segunda parte del proyecto consiste en la implementación, en conjunto con empresas interesadas, de proyectos pilotos para la utilización de hidrógeno verde en aplicaciones móviles y estáticas.

Para el Seremi de Energía, Mauricio Henríquez, es posible lograr en la región, el desarrollo del H2, ya que cuenta con las capacidades ambientales, académicas, logísticas y portuarias, además de la capacidad de las industrias. “Debemos empezar a dar los primeros pasos para lograr que de aquí al 2050 seamos un país líder en el combustible del futuro”.

El gerente de Enap Refinería Biobío, Alvaro Hillerns. quien fue parte de la ceremonia de lanzamiento, manifestó que “nos llena de orgullo poder parte en esta Estrategia, es un desafío importante pasar de hidrocarburos a ser un país y una región neutral en misiones de carbono y nos llena de motivación, y como empresa queremos estar presentes y ser promotores de este proceso que es muy relevante”.

Es importante destacar, que Chile se destaca como un país con alto potencial para producir Hidrógeno Verde, que podría estar disponible a un costo de a 1,20 dólares por kilogramos en 2030, siendo competitivo con el hidrógeno gris. El Biobío, en tanto, contaría con las condiciones necesarias para el desarrollo de la esta industria, dado que cuenta con el 20% de la capacidad instalada en el país y un potencial de 8.500 MW en energía eólica.

A esto se suma la capacidad logística, que permitiría la exportación de Hidrógeno Verde a mercados como Japón, Corea y EEUU; y la presencia de industrias que representan parte importante del PIB regional y que tienen desafíos en cuanto al cumplimiento de las disposiciones medioambientales y a las nuevas exigencias de mercados internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here