Considerando del 01 de enero al 17 de octubre del 2020 (Semana epidemiológica 42) y en virtud del predominio del Covid-19, se evidencia en la región del Biobío una significativa disminución de consultas de urgencia y hospitalizaciones por otras enfermedades respiratorias, como Virus Respiratorio Sincicial, Adenovirus, Parainfluenza, Influenza A, B y Metapneumovirus.

“Las consultas de urgencia por otras respiratorias disminuyeron un 77,4% respecto a igual fecha de 2019, pasando de 580.273 consultas a 130.876; mientras que las hospitalizaciones de urgencia por otras enfermedades respiratorias en el mismo período bajaron un 61,9%, pasando de 11.021 a 4.193. Estas bajas dicen relación con el comportamiento de la ciudadanía en contexto de la situación sanitaria por Covid-19, así como al alto porcentaje de acceso a la vacuna contra la influenza”, declaró el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz.

“La disminución de consultas y hospitalizaciones es un factor positivo, ya que si bien sigue imponiendo una carga sanitaria a la red asistencial, no alcanza a comprimir al máximo el uso de camas críticas, hoy tan relevantes en contexto de la pandemia”, agregó Muñoz.

Respecto a la detección de los virus por parte de los Centros Centinela, tras el Covid-19 se advierte un 92,9% de menos circulación viral que a igual período del año pasado, transitando de 4.066 detecciones virales a 290 el presente año.  Lo anterior se expresa en una preponderancia de circulación del Adenovirus (159), seguido por Parainfluenza (71), Virus Respiratorio Sincicial (20), Influenza A (19), Influenza B (11), Metapneumovirus (10).

Indicador Al 17/10 2019 Al 17/10 2020  Disminución %
Consultas urgencia otras respiratorias 580.273 130.876 77,4%
Hospitalizaciones otras respiratorias 11.021 4.193 61,9%
Circulación viral otras respiratorias 4.066 290 92,9%

Además de las  medidas de prevención por Covid-19, se requiere evitar el frío y la humedad (tapando rendijas, secando ropa en otra habitación de la que están los niños y no colocar tiestos de agua sobre estufas); controlar los cambios bruscos de temperatura (manteniendo temperatura estable en domicilio, sin abrigar excesivamente a los menores cuando están en lugares cerrados y calefaccionados), evitar los contagios (tapándose la boca al estornudar o toser, evitando la visita a enfermos o lugares concurridos), evitar la contaminación intra-domiciliaria (no fumando en el domicilio, encendiendo y apagando estufa en el exterior y ventilando la casa al menos una vez al día), y evitando la exposición a contaminación ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here