Inversión total cercana a los 73 millones de pesos permitirá potenciar la pequeña producción agrícola local, representando un significativo apoyo en tiempos de pandemia.

165 pequeños agricultores pertenecientes al Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de la comuna de Quilaco, fueron beneficiados con la entrega de diversos proyectos e incentivos para el fortalecimiento productivo mediante iniciativas de inversión del Fondo de Operación Anual (FOA), del fondo de Fortalecimiento Productivo (IFP), del programa de Praderas Suplementarias y de proyectos de Riego Intrapredial (PRI); todas ellas financiadas por el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) y materializadas gracias al convenio vigente entre dicha entidad y el municipio quilaquino, las que con una inversión total cercana a los 73 millones de pesos permitirán potenciar la producción agrícola local a través de mejoramientos en infraestructura, adquisición de maquinarias, sistemas de riego, forraje, alimentos, material apícola, semillas y otros insumos fundamentales.

Fue a través de una ceremonia encabezada por el director regional de Indap Bío Bío, Odín Vallejos; y por el alcalde Fredy Barrueto Viveros acompañado de autoridades provinciales, concejales y una veintena de usuarios del programa que simbólicamente representaron a la totalidad de beneficiados; que fueron entregados estos incentivos que en su valor representan un importante apoyo para estos pequeños agricultores quilaquinos, más aún, en tiempos de pandemia.

Así lo recalcó el representante de Indap en la región del Bío Bío, Odín Vallejos. “Son más de 72 millones de pesos para la comuna de Quilaco. De esta forma, nosotros estamos ayudando a la agricultura familiar campesina en tiempos de pandemia. La agricultura no ha parado y nuestros usuarios siguen trabajando, así que estamos muy contentos de que ellos puedan, a través de estos recursos, iniciar la construcción de bodegas, invernaderos, gallineros y obtener maquinaria agrícola; así que muy contentos de poder hacer esta entrega” indicó Vallejos.

En la misma línea, el jefe comunal quilaquino, Fredy Barrueto Viveros, manifestó estar “feliz, porque es un paso importantísimo para nuestros agricultores que están haciendo patria en los campos y, para hacer patria, se necesita del Estado; aquí les estamos entregando las herramientas para que el trabajo se les vaya alivianando con este tremendo aporte que están recibiendo nuestros pequeños agricultores y, a pesar de la pandemia, seguimos avanzando, recibimos los recursos que son muy importantes y que van en beneficio directo de nuestras familias campesinas de Quilaco”.

El programa Prodesal en Quilaco asesora, a través de un equipo técnico multidisciplinario, a 180 agricultores dedicados a una amplia gama de rubros productivos, entre los que destacan la ganadería ovina, bovina y caprina, producción de hortalizas, apicultura y frutales menores como frutillas, arándanos y frambuesas, entre otros, buscando ampliar las habilidades y oportunidades de pequeños productores agrícolas, campesinos y sus familias, mejorar sus sistemas productivos y fomentar emprendimientos económicos que permitan aumentar sus ingresos y mejorar su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here