El sacerdote vivió su pascua la noche del miércoles 21 de octubre en la ciudad de Los Ángeles.

El miércoles 21 de octubre a las 23:10 horas, dejó este mundo, para dirigirse a la Casa del Padre, el Presbítero Alberto Berden Luyck, quien hace algún tiempo estaba aquejado de enfermedades cardiacas.

Durante todo este tiempo de dolencias, el Padre Alberto contó con la presencia de los feligreses la Parroquia Buen Pastor, donde fue párroco por 37 años; también fue acompañado por el obispo Felipe Bacarreza, sacerdotes de la Diócesis Santa María de Los Ángeles y de su natal Bélgica, donde mantenía contactos permanentes con su familia.

Su cuerpo fue velado en el Templo Parroquial del Buen Pastor, donde se celebraron diversas liturgias por su eterno descanso.

Los Funerales del Padre Alberto se efectuaron este jueves 22 de octubre luego de una Eucaristía a las 17:00 horas en la Parroquia del Buen Pastor, la que fue presidida por Mons. Felipe Bacarreza, para después ser sepultado en el Mausoleo del Obispado en el Cementerio Católico de Los Ángeles.

Biografía

El padre Alberto Berden Luyck forjó su vocación en su ciudad natal siendo muy pequeño. A los 5 años ya servía como monaguillo de su parroquia, ya que provenía de una familia muy católica. Sus padres participaban activamente de los movimientos eclesiales; su madre era de misa diaria, porque vivía muy cerca del Templo parroquial.

Nació en Lieja, Bélgica. Fue ordenado Presbítero el domingo 7 de julio de 1963, junto con otros 35 Diáconos.

Una vez sacerdote lo nombraron vicario de la Parroquia de Lieja, tenía entonces 24 años. En ese entonces el obispo de Santa María de Los Ángeles, Monseñor Alejandro Duran realizó una visita a Lieja, quien le invita a participar de esta Iglesia diocesana, y como en Bélgica había muchos sacerdotes se iban a misión por todo el mundo, fue como llegó a la diócesis.

En la zona de Biobío fue vicario 2 años en la Parroquia Cristo Rey de Laja, luego sirvió 11 años como párroco de San Esteban en Mulchén. Mientras la Parroquia Santa María de Los Ángeles se encontraba vacante colaboró en la animación pastoral por cerca de un mes.

Desde 1983 estuvo de párroco en El Buen Pastor en la ciudad Los Ángeles. Asumió esta parroquia que había sido recién creada y desvinculada del Colegio del Verbo Divino, es por ello que P. Alberto es reconocido como el fundador de la parroquia, donde es tan querido.

Gracias a su labor la parroquia Buen Pastor acogió y albergó prácticamente a todos los movimientos existentes en la Diócesis. Gran promotor del movimiento Cursillos de Cristiandad, JUPACH, Legión de María, Madrugadores, Adoradoras del Alba, entre otros. Un gran testimonio sacerdotal de entrega y fidelidad al servicio de la pastoral diocesana, hasta sus últimos días.

Para su aniversario número 50 de ordenación Monseñor Bacarreza manifestó que “el Padre Alberto entregó su vida lejos de su patria y lejos de su familia, es de los que puso la mano en arado y no miro más para atrás ni para ningún lado, en esto se asemeja mucho a Jesucristo quien dejó la gloria celestial, dejó a su padre, se encarnó y murió en la Cruz por nosotros, y el padre Alberto siguiendo su ejemplo también, dejó todo para servir a esta diócesis y estar con ustedes”.

A nivel comunal en Los Ángeles el Padre Alberto recibió la Distinción de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Los Ángeles, “Orden al mérito Santa María de los Ángeles en el grado de medalla” entregada por el Sr. Alcalde Esteban Klause y el ilustre consejo municipal, el 26 de mayo 2017.

Este miércoles 21 de octubre, se despidió de sus familiares en Bélgica y tuvo un pequeño encuentro con el Padre Obispo Felipe, quien afirmó que “Dios permitió que recibiera esta mañana los Sacramentos. Yo llevé la Comunión solamente por si acaso y el padre recibió la Unción y la Comunión con plena conciencia y también dejó arreglados sus asuntos económicos. Yo creo que después de eso consideró que era el momento de partir. Da mucha pena, pero también mucha paz por haber sido una vida entregada a Dios. El Señor y la Virgen María lo habrán acogido en la verdadera vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here