En una reunión sostenida el viernes recién pasado se analizaron y evaluaron las distintas estrategias para financiar la recuperación de la Capilla San Sebastián que se encuentra en el interior del recinto del Complejo Asistencial de los Ángeles, luego que a principios de este mes el Ministerio de Desarrollo Social y Familia entregara la Recomendación Satisfactoria (RS) a este proyecto de restauración de un patrimonio cultural.

El encuentro, que se realizó a través de una plataforma virtual fue encabezada por el director del Servicio de Salud Biobío, Rodrigo Sierra, junto a la presidenta del Consejo Regional de Biobío, Flor Wiesse; la Seremi de Cultura de Biobío, Carolina Tapia; los Consejeros Regionales de Biobío Eduardo Borgoño, Teresa Stark y Patricio Badilla; el presidente de la Agrupación de Reconstrucción y Restauración de la Capilla San Sebastián, Dr. Luis Correa; el padre Tomás Riffo, capellán del Hospital de Los Ángeles, y un equipo de profesionales del área de diseño de la institución, quienes analizaron la etapa de financiamiento en la que se encuentra el proyecto.

En este sentido, el director del Servicio de Salud Biobío señaló que “estamos contentos ya que tenemos el RS, es decir, podemos pasar a la etapa siguiente que es el financiamiento y así invertir en lo que será la recuperación de esta infraestructura. Hoy tenemos asegurado una parte del financiamiento a través del Ministerio de la Cultura y además estamos gestionando a través del Gobierno Regional financiamiento vía  Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). Por esta razón, quisiera gradecer todo el compromiso de los consejeros regionales de la provincia, al padre Tomás Riffo, quien ha estado a cargo de la capilla por más 22 años y el Dr. Luis Correa, quien es el presidente de la corporación que administrará dicho patrimonio cultural y que al igual que nosotros quieren avanzar para ver concretada la tan anhelada restauración”.

Este proyecto que implica una inversión que asciende a los 2.000 millones de pesos permitirá poner en valor al bien inmueble en su totalidad, recuperando su integridad y nobleza para recibir a usuarios, funcionarios del hospital, familiares, grupos pastorales y la comunidad en general. El edificio ha sufrido un deterioro lento y sostenido en el tiempo, debido a la acción de agentes climáticos y los movimientos telúricos, sin embargo, el terremoto de 2010 ocasionó un importante daño estructural, constructivo y arquitectónico que impide su utilización.

Finalmente, el directivo de salud recordó el compromiso adoptado en 2019 “en mayo del año pasado señalé que me propondría generar todas las instancias para que se pueda reconstruir y es justamente lo que hemos estado haciendo a pesar de estar en medio de una pandemia. Así que estamos muy contentos con esta reunión y los avances que hemos tenido para tener una pronta reconstrucción”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here