Últimamente he estado subiendo el paso a paso de algunas recetas en mis historias en mi Instagram, luego los dejo en mis destacados en la misma cuenta para que pueda estar visible permanentemente. Y esta vez fue el turno de esta deliciosa Sopa de tomates, en lo personal está en la lista de mis sopas favoritas, ya que con pocos ingredientes uno puede transformar y unir sabores tan potentes y ricos como esta sopa.

Por Carolina Rojas

Incluso esta sopa se puede servir fría, ya que el tomate como ingrediente le da esa versatilidad.

Hay un detalle no menor al momento de servir esta sopa de tomates y es acompañarla de croutones, le da el toque perfecto y en caso que no tenga croutones, puede simplemente acompañarlo de una torreja de pan tostado.

Son esas combinaciones ideales para resaltar sabores.

Como verán utilicé cebolla morada, pero pueden usar cebolla española u otra que tenga en ese momento. Si no usa mantequilla, reemplace por aceite, lo importante es que ocupe alguna materia grasa para saltear la cebolla.

Esta vez pude sacar una rama de orégano de mi mini huerta, y eso me hizo muy feliz. Este año tengo varias hierbas que están creciendo hermosas en varios maceteros en mi casa. Son tan útiles al momento de cocinar el hecho de tener a mano varios tipos de hierbas para darle sabor y sazón a los platos.

Ingredientes

4 a 5 tomates

1 cebolla morada pequeña (puede usar la que tenga)

1 diente de ajo

1 cucharada de mantequilla

Una rama de orégano fresco

1 taza de caldo vegetal (puede usar agua)

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta

1/2 taza de crema de leche

Croutons (opcional)

Instrucciones

  Derretir la mantequilla en una olla y freír la cebolla cortada en trozos medianos durante unos 3 a 5 minutos a fuego medio bajo. Añadir el ajo entero.

Sazonar con sal y pimienta.

Agregar tomates cortados en forma irregular, mezclar bien.

Luego añadir el caldo. Mezclar y dejar cocinar unos 20 minutos.

Luego procesar todo en la licuadora.

Poner la sopa en la olla y agregar la crema. Mezclar bien.

Servir idealmente con los croutones encima.

Recomendaciones

Si no tiene caldo vegetal, puede usar de pollo o simplemente reemplaza por agua.

Si no tiene orégano fresco, puede usar orégano seco una cucharadita.

Servir con croutones o pan tostado encima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here