El dinamismo de la coyuntura actual, en el marco de la crisis sanitaria que afecta al país y el mundo, nos ha obligado a mantener la mayor flexibilidad posible a la hora de atender las necesidades de los distintos grupos de nuestra sociedad. Santo Tomás Los Ángeles, como la institución de educación superior más grande de la provincia, lanzó este mes, por tercer año consecutivo el proyecto mentoring para nuestros alumnos.

El cual está orientado a apoyar a los estudiantes para reducir lo más posible lo niveles de deserción académica. Ellos son seleccionados por el Sistema de Apoyo Académico (SAAC), el cual considerando distintas variables y estadísticas propone una nómina de potenciales alumnos de cuidado que es manejada por el jefe de cada carrera.

Luego, alumnas de la carrera de Servicio Social de cuarto año, son encargadas de ser las “mentoras” de aquellos seleccionados. Ellas reciben capacitación especial y desarrollan habilidades enmarcadas en sus áreas del conocimiento para entregar el apoyo académico y psicosocial necesario.

Este año, se seleccionaron 102 estudiantes del Instituto Profesional y del Centro de Formación Técnica. Cada uno de ellos fue contactado por su jefe de carrera e invitado a participar de manera voluntaria. Prácticamente el 50% de ellos aceptó el apoyo ofrecido.

La idea es entregarles no sólo un respaldo académico, sino que también psicológico y emocional. Ellos no tienen que hacer nada, cuando acuerdan ser parte del programa lo único que hacen es aceptar que una persona esté haciéndoles seguimiento y tratando de resolver sus dudas.

“Al principio la brecha es muy larga porque el alumno que está recibiendo la ayuda siente que alguien le está invadiendo su espacio, pero cuando pasa el tiempo se dan cuenta que es para apoyarlos y cambia su perspectiva. El lazo que se genera es muy bonito porque el apoyo académico que damos es significativo, pero la contención emocional es mucho mayor. Es una experiencia muy satisfactoria para ambos lados”, explica Claudia Gutiérrez, que ha sido mentora por dos años consecutivos.

PROYECTO NACIONAL

El proyecto nació el 2018 en la carrera de Servicio Social y al principio se implementó sólo en tres sedes: Santiago, Concepción y Los Ángeles. Actualmente la propuesta se fundamenta en el desarrollo de cuatro pilares que los mentores desarrollan con sus estudiantes. Los pilares son: manejo de crisis, frustración, adaptación al cambio y virtualización de procesos.

Los resultados han sido inspiradores, como explica la directora del Área de Ciencias Sociales Sede Los Ángeles, Patricia Gómez, “nosotros teníamos un importante porcentaje de estudiantes que se retiraban en primer año, ahora eso está cambiando”. El 2018, en Los Ángeles el programa contó con 48 alumnos y terminó con una retención del 89%. El año pasado, el programa terminó con 27 integrantes, posterior a la crisis social, pero la retención para este 2020 llegó al 100%.

En vista de los buenos resultados, desde el año 2019 el proyecto Mentoring considera también alumnos del IP y CFT. De hecho, hoy el proyecto forma parte un programa mucho más grande que hoy tiene la institución que abarca las distintas áreas del bienestar y salud mental de los estudiantes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here