domingo , abril 5 2020
Álvaro Godoy Ortiz.

Carta pública para las autoridades nacionales, ciudadanos y empresarios por situación de crisis sanitaria por coronavirus en Chile

Por Álvaro Godoy Ortiz

A finales de Diciembre de 2019 se registraron en Wuhan (Provincia de Hubei) en China 27 casos de personas cuyos síntomas aludían a enfermedades respiratorias, lo que alertó a las autoridades sanitarias y a la comunidad científica del país debido a que se trataba de un virus de origen desconocido que se habría presentado en Humanos. Meses después a fines de Febrero de 2020 en China se registran exactamente 81.304 casos confirmados y 3.259 fallecimientos producto del virus SARS-CoV-2 que ocasiona el COVID-19 o Coronavirus.

Esta enfermedad que en sus inicios fue catalogada como “Riesgo de salud pública de interés internacional” por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) el 30 de enero fue minimizada ante los crecientes casos registrados no sólo en el gigante asiático sino que en otros países del globo cuyos casos más representativos de lo tardío e irresponsable de sus medidas iniciales nos sitúa en Italia (59.138 casos y 5.476 muertes), España (28.603 casos y 1.756 muertes),

Estados Unidos (32.350 casos y 414 muertes), Francia (16.018 casos y 674 muertes) o Irán (21.638 casos y 1.685 muertes) lo que refleja la magnitud en la población. A raíz de estos distintos contextos, el 11 de marzo el propio organismo supranacional nombró esta enfermedad como Pandemia Mundial, mientras que la reacción de las distintas naciones desarrolladas fue ejecutada con racionalidad, mesura y unidad para prevenir el aumento exponencial que ya se estaba registrando. El caso particular italiano nos demuestra lo dramático de las respuestas tanto estatales como individuales que la falta de consciencia y demora pueden ocasionar, por ejemplo, la saturación de su sistema de salud  que hoy genera la cifra de fallecimientos más alta después de China en el mundo dado que se ELIGEN a quienes salvar y a quienes no en esta crisis. Por otro lado, las medidas precautorias que en Francia a manos del Presidente Macrón se implementan van en beneficio propio de la población para mantener la cuarentena total. En ambos contextos la situación de crisis se aminora dada la consciencia que se tomó por parte de autoridades y ciudadanos que van en busca de una finalidad común que es resguardar la salud de la población.

Más en lo específico, en el continente sudamericano ya las medidas precautorias se han intensificado, por ejemplo, cabe mencionar los casos de Bolivia que decreta CUARENTENA TOTAL ante una cifra muy menor, Argentina que decreta medidas beneficiando a la población o Perú que también decreta medidas significativas. Con todo esto, la experiencia internacional y las recomendaciones de la OMS Chile sigue actuando de forma negligente ante la poca comprensión de la magnitud de la Crisis producida por el COVID-19, por lo que hago pública la solicitud a los tres actores de relevancia (Estado, Ciudadanía y Empresariado) a tomar consciencia de esta inminente enfermedad que no dará tregua.

Las medidas adoptadas por el Gobierno siguen siendo insuficientes ante la desobediencia civil que aún sigue rondando; es por esto que le ruego al Presidente de la República, al Ministro de Salud, a los Ministros y Ministras de Estado, a los líderes de Partidos Políticos regentes que hoy se encuentran en el Legislativo y, en especial, a los Jefes de Defensa Nacionales de cada Región del país a dar seguridad sanitaria, económica y laboral a todos los ciudadanos para cumplir de manera efectiva dicha Cuarentena establecida a partir del 16 de Marzo de 2020. Es por ello, que urge medidas más drásticas para evitar la propagación del virus que como Estado debemos adoptar:

– En materia económica urge adoptar medidas que beneficien a quienes menos tienen recursos; por ello es necesario entregar un subsidio a las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas) para que puedan remunerar a sus trabajadores, congelar la cancelación de servicios básicos (Agua, Luz, Gas, etc.) y de créditos sean de cualquier origen.

– En materia laboral urge dar mayor seguridad a los y las trabajadores y trabajadoras de Chile, es por esto que es necesario legislar y adoptar políticas sobre el piso de que por razones de fuerza mayor ningún trabajador pueda ser despedido si no se presentare a trabajar, que puedan percibir la remuneración pactada en sus contratos laborales, otorgar mayor seguridad de financiación a los trabajadores informales (Honorarios, etc.),  asegurar las pensiones de nuestros adultos mayores en un piso mínimo.

– En materia sanitaria urge adoptar medidas que sean más imperantes como decretar Cuarentena Total con el amparo del Estado de Catástrofe y mayor participación de las Fuerzas Armadas y de Orden en la vigilancia constante, asegurar la vacunación contra la Influenza para todos los grupos de riesgo instruyendo a las Municipalidad y Gobiernos Provinciales-Regionales a utilizar los medios necesarios para que puedan protegerse, crear una red de coordinación entre el Colegio Médico y el Ministerio de Salud, Regular y fijar los precios de bienes de insumos médicos, Invertir en más camas y ventiladores para los pacientes, Construir el Hospital de resguardo en el menor tiempo posible, comprar hoteles para cuarentenar casos.

Es momento de tomar las medidas que sean necesarias para evitar mayor número de casos porque ayer pudieron ser 537, hoy 673 y ¿Mañana cuántos más? Les pido encarecidamente tanto al Estado como al empresariado que sean más conscientes y consecuentes porque este país no es el único que entró en una profunda recesión económica dada la disminución de sus exportaciones y el aumento de las importaciones, que las bolsas hayan caído o se haya producido un quiebre económico, nada de eso importará si no se respetan los Numerales 1 y 9 del Capítulo 3° de la Constitución como lo es el “Derecho a la vida y la integridad física y psíquica de la persona” y “La protección a la salud”, y el Artículo 1° de la misma Carta Magna estaremos muy mal como país. Es por esto que pido seamos capaces de entender de que esta ineficiencia y demora ya nos costó una Vida. ¿Cuántas más habremos de seguir costeando? Es por esto que le solicito mayor rigurosidad y el uso de las facultades, de las herramientas y cuerpos legales necesarios para evitar mayores consecuencias ante un escenario de mayor complejidad ante la llegada del invierno al país.

Es necesario tomar consciencia de manera inmediata, porque no sólo basta con la suspensión de clases, cierre de espacios públicos y de fronteras sino son efectivas en una verdadera cuarentena establecida, les pido a mis compatriotas a seguir en sus casas aunque cueste y que lo hagan por sí mismos, sus familias o sus conocidos porque hoy más que nunca se debe resguardar la VIDA DE LAS PERSONAS. Por esto hago el llamado a ser más empáticos, solidarios y conscientes de que necesitamos un clima de unidad, de Izquierda a Derecha y con toda la ciudadanía para prevenir mayores casos. Como dice el viejo refrán “Más Vale Prevenir que Lamentar”

#QuédateEnLaCasa #CuarentenaTotalYA

Sobre fernando

Lea También...

La importancia de la seguridad digital en tiempos de COVID-19

Por Ghassan Dreibi, Director de Ciberseguridad de Cisco para América Latina Estamos experimentando cambios radicales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *