Como Jairo González fue identificado el único detenido por el asesinato de la joven fotógrafa de Los Angeles, quien permanecerá en prisión preventiva durante los 150 días que dure la investigación.

Por ser considerado un “peligro para la sociedad“, en prisión preventiva quedó el joven de 19 años detenido por el asesinato de Albertina Martínez, fotógrafa de 38 años que fue encontrada sin vida en su departamento el 21 de noviembre pasado, con claros signos de intervención de terceros.

El sujeto, identificado como Jairo Adonis González Miranda, con antecedentes previos por delitos contra la propiedad cuando adolescente, fue encontrado en la Región de O’Higgins y tenía una orden detención desde el 26 de noviembre, manteniéndose prófugo por más de 50 días.

González logró ser encontrado luego de una interceptación telefónica donde la abuela del imputado contaba que el hombre llegó a la casa con su ropa ensangrentada. En la audiencia de formalización, el conserje del edificio donde vivía Albertina lo identificó como la última persona en entrar al departamento de la víctima.

Según dijo el sospechoso, se contactó con la víctima para una supuesta transacción de drogas, lo que para el Ministerio Público no sería relevante para el caso.

Martínez oficiaba como fotógrafa y asistente de iluminación en Mega. Tras el crimen se viralizó en redes sociales la teoría de que la joven había sido asesinada tras asistir a una marcha en Plaza Italia y documentar imágenes de la movilización. Sin embargo, el Ministerio Público aclaró que el crimen se dio en un contexto de robo con homicidio, descartando “desde el primer día” un móvil político por el trabajo de la profesional en el estallido social.

El Séptimo Juzgado de Garantía determinó en 150 días el plazo de la investigación, tiempo en que González estará privado de libertad.

El asesinato

22:03 horas, martes 19 de noviembre de 2019

Albertina Martínez llega en bicicleta a su domicilio ubicado en calle Santa Elena. Porta una mochila.

02:40 horas, miércoles 20 de noviembre

Llegan dos sujetos en motocicleta. Uno de ellos ingresa al edificio y el otro se queda en el exterior, esperando. El sujeto que ingresa al edificio, pero no se registra en conserjería y sube por el ascensor.

02:45 horas, miércoles  20 de noviembre

El sujeto llega al piso 12 y empieza a buscar el departamento de la víctima. Llega a la puerta de Albertina y toca el timbre. Ella abre y le deja entrar.

04:00, miércoles 20 de noviembre

El hombre sale del departamento portando una mochila abultada, la cual no traía al momento del ingreso, y usando los audífonos que eran de Albertina. Además, viste ropa distinta con la que llegó, tales como pantalones, e incluso un polerón con el logo del canal de televisión “Mega”, lugar donde trabajaba la víctima.

Tarde del miércoles 20 de noviembre

Ricardo Montenegro, pareja de la víctima, acude al domicilio tras haber mandado múltiples mensajes de WhatsApp a Albertina sin obtener respuesta, pese a que el celular estaba prendido. Trata de abrir con una copia de llave que la joven fotógrafa le había dado, pero no gira.

11:00 horas, jueves 21 de noviembre

Ricardo llama a su madre y le comenta que había contactado al jefe de Albertina, señalándole que no había llegado a trabajar.

12:00 horas, jueves 21 de noviembre

La madre de Ricardo va al Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), que se encuentra al frente del edificio, donde le recomiendan presentar una denuncia por presunta desgracia en la Cuarta Comisaria de Santiago.  La comisaría se encuentra atestada de gente. Ricardo decide llamar a un cerrajero mientras la conserje se comunica con el dueño del departamento que arrendaba Albertina, para que la autorice a entrar.

13 horas, jueves 21 de noviembre

Suben al departamento la conserje, el cerrajero y la madre de Ricardo. El cerrajero logra abrir la puerta y lo primero que ve es sangre en la pared de la entrada. Prefiriere no entrar.

La conserje toma la puerta para que no se cierre, pone el pie, mira hacia el interior y le dice a la madre de Ricardo que no mire. No le hace caso: encuentra a Albertina tirada en el suelo, posición semi fetal, atada de pies y manos con un cable y su cuello amarrado una especie de mantel de cocina, vestida y con todo su cuerpo cubierto con sangre.

Tarde, jueves 21 de noviembre

Llega personal del OS9 y constatan que Albertina había sido golpeada en innumerables oportunidades, dejando marcas de sangres en murallas, pisos y muebles, fue reducida y atada de manos y pies, para posteriormente estrangularla hasta causarle la muerte.

Además, pudieron observar que el departamento estaba totalmente desordenado, la ropa del closet en el suelo, la cama desarmada, el baño, etc. y que ninguno de los artefactos tecnológicos, como el computador, la cámara fotográfica profesional o el celular de Albertina estaban en el lugar.

Fuente ElDínamo.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here