En relación con informaciones de prensa publicadas en los últimos días y que dan cuenta de eventuales delitos en el marco del desarrollo de proyectos del Ministerio de Obras Públicas en la Región de La Araucanía, hemos estimado oportuno señalar que, en nuestra calidad de representantes de la industria de la construcción, rechazamos tajantemente cualquier acción que vulnere la legislación vigente y atente contra la fe pública.

De ahí que esperamos que las investigaciones en curso se lleven a cabo con la máxima rigurosidad, a fin de establecer la verdad jurídica que corresponda y luego sancionar, esperamos que con todo el peso de la ley, a quienes hayan incurrido en acciones delictivas.

Como Cámara Chilena de la Construcción promovemos las buenas prácticas y el trabajo colaborativo entre el sector público y el privado para el desarrollo de infraestructura, el que es fundamental para mejorar el bienestar y la calidad de vida de todas las personas, en especial de los sectores más vulnerables de la sociedad. Por lo mismo, no puede verse afectado por la acción de unos pocos, en circunstancia que la inmensa mayoría de funcionarios públicos y empresarios del sector cumple con sus responsabilidades con estricto apego a la ley y altos estándares éticos.

Confiamos en que las situaciones investigadas se aclaren a la brevedad y que, de establecerse que hubo delitos, sus autores sean sancionados de manera ejemplar. La corrupción atenta contra el desarrollo de los países, por lo que debemos ser firmes en erradicarla, venga de donde venga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here