Concepción, miércoles 11 de diciembre 2019.- Con el símbolo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), Forestin, como protagonista, alumnos de pre kínder, kínder y primer año básico de la Escuela Villa Las Peñas, de Mulchén, celebraron el cierre del ciclo 2019 del programa educativo de Conaf, denominado Forestacuentos.

Esta actividad corresponde al Programa de Educación Ambiental que tiene la institución y que a su vez se inserta dentro del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, que se desarrolla gracias  al financiamiento del Gobierno Regional. Por medio de estos fondos se ha podido ampliar la cobertura de la actividad a establecimientos educacionales que se encuentran en zonas de interfaz con alta ocurrencia de incendios forestales.

Pare el jefe provincial de Conaf Biobío, Miguel Muñoz, explicó que “se trata de un método educativo, único en el país, creado por Conaf Biobío, y tiene por objetivo inculcar en los niños valores y conductas positivas hacia el medio ambiente, a través del desarrollo de un trabajo articulado con docentes y educadoras, basado en la utilización de herramientas didácticas y material audiovisual que la Corporación entrega al inicio del año escolar a los establecimientos educacionales que participan del programa”.

Agregó que “es primordial inculcar el cuidado del medio ambiente y la prevención de incendios forestales en los más pequeños, ya que son ellos los encargados de modificar las conductas de las futuras generaciones, creando una nueva sociedad más consciente del daño que provocan este tipo de incendios en la vida de las personas y en su entorno”.

Mulchén forma parte de las 20 comunas de la Región del Biobío que participan en el programa “Prevención de Incendios Forestales en Zonas de Interfaz”, gracias al cual se han visto beneficiadas por la ejecución de Forestacuentos, principalmente en la colegio Borderío y Escuela Villa Las Peñas.

Claudia Villablanca, educadora del establecimiento antes mencionado, destacó que el material didáctico entregado por Conaf, “fue un aporte muy valioso, porque los niños quedaron felices con las actividades innovadoras y pudimos tener contacto con la naturaleza. Lo más ansiado fue la visita final de Forestín, que ellos esperaban hace meses para hacer entrega de sus cuentos, que eran los trabajos finales del programa Forestacuentos”.

Cabe destacar que esta actividad educativa se desarrolla en las comunas de Mulchén, Los Ángeles, Laja, Yumbel y Cabrero. El programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, tiene como objetivo disminuir el impacto social, ambiental y económico que produce la ocurrencia de un incendio forestal en las zonas de interfaz de 20 comunas críticas de ocurrencia de incendios forestales en la Región de Biobío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here