Por Carlos Correa
http://blog.carloscorrea.cl

Inspirada en un hecho real, esta cinta del director Muayad Alayan transcurre en la Jerusalén actual. La ciudad está dividida y aquello se nota. Hay tensión, segregación, opresión y desconfianza. Israelíes y palestinos intentan convivir, sin embargo el conflicto es mucho más profundo, más interno, mucho más poderoso. En este escenario tenemos a dos amantes: Sarah -Sivane Kretchner- que está casada con David -Ishai Golan- un alto oficial de ejército y Saleem -Adeeb Safadi- cuya esposa Bisan -Maisa Abd Elhadi- está esperando un hijo.

Amantes nocturnos, ambos tienen sus propios problemas en casa. Saleem trabaja en una panadería y hace entregas en un furgón, tiene problemas económicos y lucha contra la intromisión permanente del hermano de Bisan en su vida familiar. Por su parte, Sarah tiene problemas en su matrimonio. Los traslados de su marido le han obligado a cerrar un par de veces su emprendimiento, una cafetería, que ahora en la capital, parece que comienza a consolidarse lentamente.

En uno de sus encuentros furtivos, Saleem tiene que hacer una entrega diferente, esta vez en Belén, y Sarah poco convencida lo acompaña. Una disputa en un bar, aparentemente inocua, desencadena una serie de hechos que trastocan sus vidas y la de sus familias, llegando a tener consecuencias insospechadas.

El guion escrito por los hermanos Alayan -Rami Musa Alayan y el propio director- es preciso y envolvente. Cada secuencia está plenamente lograda y no pierde en ningún momento el ritmo ni la relación de las circunstancias. La filmación de Muayad es cuidada y extrovertida, presentando la ciudad, sus rincones, sus calles, el cruce del muro y cada detalle cotidiano de forma natural y convincente.

¿Cómo un tema privado puede pasar a tener una gran connotación pública? Error tras error, la ingenuidad de los protagonistas del romance parece no tocar fondo. Saleem es arrestado y Sarah cuestionada. David pone en juego su carrera y Bisan, la vida de su hijo.

Este thriller amoroso, policial y político está muy bien narrado y excelentemente bien actuado por sus protagonistas. El título original, “Los reportes de Sarah y Saleem” hace más justicia al desarrollo del centro del relato porque no solo se trata del “affaire” entre ambos sino todo lo que involucra a sus culturas, sus orígenes, su forma de vida y la extremadamente compleja situación que viven en la zona tanto socialmente como militarmente.

En la casa de Sarah y David se escucha Brahms. Pareciera una contradicción pero es un detalle que no es azar. La historia cautiva, los personajes intrigan y las repercusiones de sus actos obligan a tomar partido. No es fácil empatizar con lo que viven ni menos coincidir en sus decisiones. Más difícil aun es lo les rodea a Sarah y a Saleem, la presión familiar y social a la que son sometidos. Sus problemas iniciales hoy están en el baúl de los recuerdos y sus encuentros sexuales ya olvidados. ¿Cómo llegamos a la situación actual?, parecen preguntarse. No hay respuestas, solo hechos y una dura realidad contra la que violentamente han chocado.

Ficha técnica

Título Original: The Reports on Sarah and Saleem
Drama, política y romance
Cinemark
Palestina, Alemania, Países Bajos – 2,07 hrs.
Fotografía: Sebastian Bock
Edición: Sameer Qumsiyeh
Música: Frank Gelat, Charlie Rishmawi, Tarek Abu Salameh
Diseño Prod.: Bashar Hassuneh
Guion: Rami Musa Alayan
Actores: Sivane Kretchner, Maisa Abd Elhadi, Adeeb Safadi, Ishai Golan, Kamel El Basha
Director: Muayad Alayan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here