El Vaticano estableció la memoria a través de un Decreto de la Congregación para el Culto Divino firmado el 11 de febrero de 2018.

En Los Ángeles hubo fiesta porque una de sus parroquias lleva este glorioso nombre, Santa María Madre de la Iglesia.

La celebración de esta fiesta fue con una procesión por los alrededores de la parroquia, misa presidida por monseñor Felipe Bacarreza y posterior mesa fraterna.

El frio reinante en la tarde el lunes, no amainó las ganas de acompañar a la madre de Dios por las diversas calles que circundan la parroquia, según lo expresa el párroco Darío Dittus Munita.

La felicidad del padre Darío se manifestaba en la gran asistencia de los fieles de la parroquias y de asistentes de otras comunidades.

La misa fue presidida por monseñor Felipe Bacarreza y es la primera después de volver del encuentro de los obispos con el Santo Padre.

En su homilía se refirió a esta celebración

Con respecto a los últimos hechos dados a conocer y de la crisis de la Iglesia Católica, el obispo de Los Ángeles fue enfático en reconocer el mal pero también da la fórmula para pasar este mal momento.

La fiesta concluyo con un compartir fraterno con todos los asistentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here