Como un gran ejemplo que ha sido destacado y replicado en otras instituciones de educación superior en todo el país, calificó el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, la contribución al Censo 2017 que realizó la Universidad del Bío-Bío, que promovió el reclutamiento de 1.660 voluntarios a través de una estratégica única en el país: el desarrollo de asignaturas con incentivos académicos.

El titular de la cartera de Economía destacó la creatividad de la casa de estudios y señaló que “fue un gran ejemplo de que era posible trabajar en formas alternativas para poder aportar en el Censo que es una tarea donde todos contamos. El ejemplo de la universidad ha sido fundamental para poder contar esta experiencia para otras Universidades, Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales, quienes también adoptaron la misma metodología de trabajo. Agradecemos todo el trabajo de la Universidad del Bío-Bío y todo el compromiso de las autoridades, del cuerpo académico y de los estudiantes para con la organización del Censo 2017”.

Por su parte, la rectora (s) de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez, indicó que “para nosotros fue una gran oportunidad, puesto que como universidad estatal y pública –única en la región- estamos comprometidos con el país y con la formación en excelencia y calidad de nuestros estudiantes. Y como lo dice nuestro modelo educativo, formamos personas integrales–no solamente expertos en distintas disciplinas académicas- sino también con un compromiso de responsabilidad social relevante. Este trabajo de equipo nos permite, mancomunadamente con el INE, poder formar a nuestros estudiantes en Censo y política pública; por lo tanto, esto nos permite una sensibilización mayor de nuestros alumnos como ciudadanos, tendrán un componente extra que les permitirá ir conociendo a través de la acción de ser censistas, la realidad de Chile y poder sentirnos parte de contribuir al desarrollo del país de una forma eficiente y efectiva”.

Te puede interesar:  Feria Go Innova premió ideas basadas en la tecnología y sustentabilidad

La elaboración de la estructura de los cursos implementados estuvo a cargo de la Unidad de Formación Integral de la Vicerrectoría Académica y los departamentos de Estudios Generales y Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB. Participó también la directora de Admisión y Registro Académico, Gilda Vargas, representante de la Universidad en la Comisión Regional encargada del Censo 2017.

Natanael Opazo, estudiante de quinto año de Ingeniería Civil Eléctrica, se inscribió como supervisor para el Censo 2017 y explicó que “vi un anuncio por internet y siempre me pareció importante el Censo, además que dentro de mi centro religioso habían afiches con invitaciones para ser censista, entonces me motivé y me inscribí. La capacitación me pareció excelente, fue muy completa y resolvieron todas las dudas que teníamos sobre el Censo. Agregó que el Censo 2017 es muy importante para el desarrollo del país, tanto en el ámbito económico, cultural y en todos los aspectos. Las políticas públicas necesitan de números y datos estadísticos, los que son recopilados a través del Censo, por lo que es imprescindible tanto para medir el nivel actual del país como de cada familia y persona que reside en él”.

En la reunión estuvieron presentes, además el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes; el seremi de Economía, Iván Valenzuela; la rectora (s) de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez; el vicerrector Académico, Aldo Ballerini; la directora General, Pía Lindemann; la representante Institucional del Censo, Gilda Vargas; el jefe de la Unidad de Formación Integral, Jaime Pacheco; la colaboradora de Formación Integral, Marisela Fonseca; los docentes Javier León, Andrés Acuña, Ariel Yévenes y Roberto Arancibia; la directora regional del INE, Margot Inzunza; además de nueve alumnos que serán supervisores para el próximo Censo 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí