Dos emprendedores de la comuna de San Nicolás, que resultaron damnificados por los incendios forestales, recibieron nuevas líneas de apoyo para el reemprendimiento de sus actividades productivas.

Se trata del programa de apoyo a la Inversión Productiva para la reactivación, IPRO, por parte del Comité Corfo de Desarrollo Productivo Regional, y del Bono para la retención de Mano de Obra entregado por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, a través del Ministerio del Trabajo.

La ceremonia de notificación de dichos beneficios se realizó en dependencias municipales y contó con la participación del Intendente Regional, Rodrigo Díaz; en compañía del seremi de Economía, Iván Valenzuela; la seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Fariña; el director del Comité Corfo, Juan Mardones, y del alcalde de San Nicolás, Víctor Toro.

Un programa de apoyo a la Inversión Productiva para la reactivación y un Bono para la Retención de mano de obra fueron entregados en la Provincia del Ñuble, que ya suma siete beneficiarios, cifra que podría aumentar en los próximos días.

Uno de los beneficiarios es Sergio Saavedra, dueño de un aserradero ubicado en el kilómetro 17 del camino a Bulnes, quien recibirá el cofinanciamiento del programa IPRO, por un monto máximo de 40 millones de pesos, para la adquisición de activo fijo, rehabilitación de infraestructura productiva y/o capital de trabajo. “Estoy muy contento por tener esta ayuda y la posibilidad de levantarnos después del desastre. Este un apoyo que llega muy rápido por parte del Gobierno y que también es un mensaje de aliento para seguir adelante y superar esta tragedia”, comentó junto con mencionar que registra pérdidas totales en el 90 por ciento de sus instalaciones.

Por su parte, Mardones informó que con este caso y otros dos en Florida, Fundo Chequén y Agrícola del mismo nombre, ya son 6 los beneficiarios en la región con recursos IPRO, cifra que ya asciende a los 240 millones de pesos. “Hemos realizado un catastro en las zonas afectadas por los incendios, identificando casos de Pymes y emprendimientos que puedan recibir ayuda económica para reconstruir galpones, adquirir maquinarias, herramientas y materias primas y, en definitiva, volver a poner en marcha sus actividades productivas. Este proceso continúa, por lo que es muy probable que en los próximos días se aprueben nuevos aportes”, anunció el director del Comité Corfo de Desarrollo Productivo Regional.

Te puede interesar:  Ganado bovino rematado en ferias de las regiones del Biobío y Ñuble creció en 34,3% en diciembre

En tanto, el Sence Región del Biobío entregó, a través de la seremi de Trabajo, Victoria Fariña, un bono para la retención de mano de obra a Manuel Ortiz Espinoza, propietario de una vulcanización, que también resultó destruida por las llamas. “Esto nos permite colaborar con un empleador más con este beneficio, con lo que llegamos a 93 trabajadores en la región por lo que, a pocos días de superada la emergencia, estamos llegando con ayudas concretas para enfrentar la pérdida de las fuentes laborales en beneficio de muchas familias”, comentó la secretaria regional ministerial.

Finalmente, Díaz destacó “que hemos desplegado todos los esfuerzos para ir en ayuda de quienes lo perdieron todo. Una vez superada la emergencia, hemos entregado apoyo en diversos ámbitos, tales como vivienda, vestuario, alimentación, forraje para animales e incluso invirtiendo recursos en establecimientos educacionales que resultaron afectados. Con todo, confiamos que, junto al empuje de estos emprendedores, la región superará la tragedia y, una vez más, saldrá fortalecida”, concluyó la máxima autoridad regional del Biobío.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí