Por Matías Godoy Merecado

Desde diciembre de 2015 la tasa de interés del Banco Central se mantuvo fija en 3,5%. Sin embargo, un año después, en enero de este año el ente emisor decidió reducirla a 3,25%. Diversos expertos plantean que en 2017 la institución recortará, al menos 2 veces más, el costo del dinero. Todo con el objetivo de impulsar la economía.

El objetivo de esta columna es explicar, en simples términos, por qué el Banco Central busca modificar la tasa de interés de la economía. A su vez, ilustrar cómo esta decisión aumenta o reduce las rentabilidades esperadas de ciertas inversiones.

LA PRODUCCIÓN Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Las economías de los países pudiesen ser como los automóviles. Generalmente avanzan a distintas velocidades a lo largo del tiempo, aunque bien pudieran retroceder. Para ello quienes estudiamos esta ciencia social solemos ver indicadores, como el IMACEC o el PIB, que dan cuenta del valor monetario de la producción de bienes y servicios que ha realizado un país en un determinado periodo de tiempo. Al tener registro de estas estadísticas podemos medir si un país ha producido más que épocas pasadas, lo que denominamos crecimiento económico, un objetivo que persiguen los países a medida que pasa el tiempo. Avanzar, como un automóvil.

¿Por qué es tan importante el crecimiento económico? Diversas razones pueden esgrimirse. Como señalamos, hablamos de crecimiento económico cuando un país es capaz de producir más que en periodos pasados. Por intuición debemos notar que la producción de bienes y servicios implica el empleo de trabajadores. En ese sentido, si el país produce más, es muy probable que exista más y mejores empleos, dado que las empresas y el Gobierno requerirán de personas para producir y vender. Dado esto el crecimiento económico es una noticia positiva para quienes buscan trabajar. Por otra parte, una mayor producción de bienes y servicios reporta mayores ganancias a las empresas y el Estado, un bienestar que podría repercutir en aumento de salarios o mayores beneficios estatales. Finalmente, el hecho de que existan más bienes y más servicios en la economía permite que las personas puedan tener más opciones para satisfacer sus necesidades, y ante mayor abundancia estos pudiesen ser más baratos.

Lamentablemente, como veremos en los párrafos siguientes, el nivel de producción de una economía se ve fomentado o afectado por diversas razones. Así como un automóvil no siempre circulará a 100 km/hora, las economías a veces reducen su velocidad, pudiendo llegar a tal punto de detenerse y retroceder.

¿POR QUÉ LA PRODUCCIÓN PODRÍA DISMINUIR?

En economía decimos que siempre alguien debe consumir todo lo que se produce en un país. Y es que, tanto gobiernos como empresas, no buscan elaborar productos para mantenerlos en una bodega, o brindar servicios en una oficina a la que nadie acude. La mayoría de las organizaciones busca percibir ganancias, mediante la venta de lo producido a un precio mayor a los costos asumidos en su proceso. Sin embargo las ventas de productos y servicios pudieran verse afectadas por una cantidad importante de razones. Para simplificar, mencionaremos sólo un par. Imagine que un gran número de personas pierden su empleo, lo que los obliga a modificar sus hábitos de consumo. Si el panorama de desocupación persiste en el tiempo eso sin duda repercutiría en la producción. Imagine que el Gobierno disminuye su gasto público debido a que lleva muchos años gastando más de lo que ingresa y decide que ya es hora de saldar esas deudas. Imagine que China, uno de nuestros principales compradores de cobre, decide reducir sus pedidos por problemas económicos o porque decide abastecerse con Perú, también exportador de mineral rojo. Finalmente, imagine que un desastre natural azota nuestro país y encarece los costos de producción al doble de lo normal.

Te puede interesar:  Cuidar la alimentación durante fiestas patrias entrega mejores resultados que hacer dietas estrictas, posterior a la celebración

Podríamos escribir muchas páginas planteándonos situaciones que pudieran afectar la producción de nuestro país. Sin embargo, la esencia es que usted sea capaz de notar que diversas situaciones, muchas de ellas impredecibles, pudieran afectar nuestro bienestar. No obstante, la desolación de lo incierto nos invita a reflexionar: ¿Se puede hacer algo para evitar, o al menos mermar, los efectos negativos que pudiera tener un evento sobre la producción? Sí. Como fresa cierto refrán: “lo único inevitable son la muerte y los impuestos”.

EL BANCO CENTRAL Y LA TASA DE INTERÉS

El Banco Central es una institución autónoma de gobiernos de turno, quien emite el dinero en circulación de un país. En nuestro caso: los pesos chilenos. La función constitucional de esta institución es velar por el control de los precios de los distintos bienes y servicios que se transan en nuestra economía. Dado esto el Banco Central descarta imprimir dinero cada día, puesto que la abundancia de papel haría que este pierda valor, incrementando los precios de los bienes y servicios y llevándonos a una situación en que las personas tendríamos toneladas de billetes, pero poco o nulo poder adquisitivo para cambiarlos por productos. En este sentido el organismo es independiente de cualquier gobierno, pues de no ser así podrían existir incentivos a imprimir dinero en exceso para financiar el máximo de políticas posibles, persiguiendo objetivos electorales.

Dado lo expuesto, es importante comprender que el Banco Central tiene la capacidad de inyectar o retirar dinero de la economía. Pero: ¿Por qué el Banco Central desearía inyectar dinero a la economía? La respuesta resulta simple: con el objetivo de incentivar el consumo e inversión de empresas y personas. ¿Pero cómo? Al existir mayor oferta de dinero se prevé que se produzca una caída en la tasa de interés, lo que abarata el costo de obtener créditos. Como resultado de ello, debiera aumentar la producción, el empleo y por consiguiente el crecimiento económico. Así las autoridades pueden hacer frente a las situaciones expuestas en párrafos anteriores, las que pudieran frenar la producción, acrecentar el desempleo y mermar el bienestar de la sociedad.

Ahora bien: ¿Cómo el Banco Central puede inyectar dinero a la economía? Sin duda no de forma directa. No es que usted o yo un día vayamos al organismo y nos regalen dinero. Lo que hace la institución es ofrecer dinero más barato a los bancos comerciales, quienes día a día deben tener cierto monto en dinero en sus arcas para operar de acuerdo a la legislación. Dada esta necesidad, día a día los bancos se prestan dinero entre sí. Aquellas empresas que poseen exceso de efectivo transfieren recursos a quienes les falta. Entre ellos se cobran una tasa de interés llamada “tasa interbancaria”. Esa tasa de interés será el piso mínimo que un banco deberá cobrar por un préstamo a una empresa o una persona, dado que si cobrara una tasa menor no generaría utilidades. Suponga que Ud. adquiere un préstamo de $100 pesos de parte de José, comprometiéndose a pagar un 2% de interés. Posteriormente, Ud. presta esos $100 pesos a Pedro, el que le pagará un interés de 1%. Pasa el tiempo y Pedro le devuelve $101 pesos, pero Ud. recuerda que debe retribuirle a José $102 pesos. Usted habrá perdido $1 peso en la operación, por lo que reflexiona que debió haberle cobrado una mayor tasa de interés a Pedro. Por ejemplo, un 3%.

Te puede interesar:  Cuando los ‘expertos populares’ opinan de educación

¿Qué tiene que ver esto con el Banco Central? Muy simple. El Banco Central decide inyectar dinero ofreciendo préstamos a una tasa interbancaria menor que la de otros bancos. Dado esto los bancos comerciales podrán cobrar menores tasas de interés por créditos a empresas y personas. ¿El resultado? A menores tasas de interés se espera que aumente el consumo y la inversión, dado que el endeudamiento es más barato que antes. Con ello las autoridades esperan fomentar la producción, el empleo y el crecimiento económico.

EFECTOS SOBRE LAS INVERSIONES

La política de inyección de dinero puede alterar positiva o negativamente las rentabilidades esperadas de ciertos instrumentos de inversión. A continuación explicamos los principales efectos previsibles sobre distintos activos.

Cuentas de ahorro y depósitos en pesos: Como se reduce la tasa de interés la rentabilidad de estos instrumentos se ve alterada negativamente. El banco, o institución financiera, ofrecerá menores tasas de interés por cuentas de ahorro y depósitos, toda vez que la organización está cobrando menores tasas de interés por créditos.

Acciones: El precio de las acciones de empresas debiera tender a incrementarse, toda vez que las organizaciones pueden obtener créditos a una tasa de interés menor que antes, aumentando la producción, ventas y con ello la rentabilidad de sus proyectos de inversión.

Monedas extranjeras: Las inversiones en moneda extranjera, como compra de dólares, euros u otros, debiera verse alterada positivamente dado que el peso chileno pierde valor al haber más dinero circulando. En ese sentido es esperable que una reducción de la tasa de interés de los pesos chilenos aumente el precio del dólar, el euro y otras monedas.

Por lo general, una reducción de la tasa de interés aumenta los atractivos de los instrumentos de renta variable (acciones, monedas, materias primas y otros) y reduce los atractivos de los instrumentos de renta fija (cuentas de ahorro y depósitos).

CONCLUSIÓN

En nuestra columna explicamos que el Banco Central reduce la tasa de interés con el objetivo de incrementar el consumo y la inversión de empresas y hogares, de forma de incentivar la producción, las ventas, el empleo y el crecimiento económico. La meta es mermar o revertir los efectos adversos que diversas situaciones pudieran tener sobre una economía.

Para poder cumplir el objetivo los Bancos Centrales abaratan préstamos diarios a bancos comerciales, esperando que esto los incentive a cobrar menores intereses a los créditos que otorgan a empresas y personas.

Dicha política suele hacer más atractiva la inversión en instrumentos de renta variable y menos atractiva la inversión en instrumentos de renta fija. Si bien esto no es una ley, dado que los instrumentos de inversión dependen de muchas otras variables, la historia de nuestros mercados otorga bastante validez a esta tesis. Para los tenedores de cuotas de Fondos Mutuos la invitación es a evaluar aquellos fondos que invierten en instrumentos que se vean favorecidos por esta política.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí