Son cerca de 200 alumnos que cursan sus estudios superiores en la región, los que se verán beneficiados gracias al “Fondo Concursable Dirigido a Instituciones de Educación Superior y Centros de Apoyo para Estudiantes en Situación de Discapacidad 2017” de Senadis. Se trata de recursos que permiten a Universidades, Institutos y Centros de Formación Técnica acceder a capacitación para sus docentes en educación inclusiva y diseño universal del aprendizaje; también a ayudas técnicas como software, computadores y elementos de apoyo para discapacidad visual e implementar sus Bibliotecas. Este martes, en una ceremonia que se desarrolló en la Universidad del Biobío, se realizó la firma de los convenios con las cuatro instituciones beneficiadas a nivel local. En la actividad participaron el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza; el Intendente Rodrigo Díaz; rectores de las casas de estudio adjudicatarias y alumnos.

Este 2017, la región fue la que concentró el mayor número de instituciones de educación superior beneficiadas con este fondo, cuatro de seis a nivel nacional. En total son $48.949.988 que se distribuirán de la siguiente forma. Universidad del Biobío: $ 9.270.000; Universidad Católica de la Santísima Concepción: $9.996.000; Instituto IPG: $8.752.488; Universidad Santo Tomás Concepción -Los Ángeles: $7.470.00; CFT- UST – Chillán: $6.904.00 y el CFT- UST – Concepción: $ 6.557.500.

El Ministro Barraza felicitó a estudiantes, académicos y representantes de las instituciones educacionales que participaron de los fondos concursables que pone a disposición Senadis, señalando que “lo fundamental es seguir avanzando en inclusión social y educativa, avanzar en buenas prácticas de educación inclusiva, para que cada vez sean más los estudiantes que puedan aumentar sus competencias y habilidades optando así a mejores proyectos de vida”.

Te puede interesar:  Proyectos de pavimentación participativa aumentaron un 24% durante el año 2017 en Arauco

Y agregó, “este es uno de los objetivos centrales del Programa de la Presidenta Michelle Bachelet y por ello como Gobierno estamos trabajando en dar prioridad a los temas relacionados con el bienestar de las personas con discapacidad, y en la promoción de su autonomía e independencia”.

Serán 119 estudiantes en total los beneficiados, de los cuales 64 recibirán además fondos individuales.

Una ceremonia que tuvo un doble significado, ya que tras la firma de los convenios, se realizó la inauguración de un ascensor para personas en situación de discapacidad en la Biblioteca Central de la Universidad del Biobío. Dispositivo de accesibilidad que también se instaló en la Sede Fernando May de Chillán. Ambos elementos fueron financiados por Senadis, mediante sus fondos concursables del año 2016.

En este sentido, el Ministro Marcos Barraza dijo que “el contar con una dispositivo de accesibilidad como el ascensor para sillas de ruedas y personas con movilidad reducida es un tremendo aporte para la eliminación de las barreras de accesibilidad en un lugar tan importante como lo es una biblioteca, permitiendo de esta forma el acceso  en igualdad de condiciones  a toda la comunidad educativa de esta sede y de otras más que implementarán esta gran idea”.

Otro hito importante dentro de lo que fue la actividad, es la historia de vida de Diego Jiménez, estudiante sordo beneficiario de la gratuidad y de los programas del Senadis, que a través de un testimonio en lengua de señas –ejercicio al revés de lo habitual- entregó a los asistente su experiencia, destacando lo importante de haber accedido a ambas prestaciones, lo que se resume  en su ingreso a la formación profesional, permitiéndole ampliar sus horizontes.

Te puede interesar:  Firman convenio para conservación de biodiversidad del cerro Cayumanque en Biobío

Hoy son más de 235 mil estudiantes los que han podido acceder a la educación superior a través del sistema de gratuidad entre 2016 y 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí