Se trata de establecimientos que apoya Fundación CMPC y un caso emblemático es la Escuela Dollinco, de Nacimiento, que marcó 44 puntos sobre la media nacional, en matemática.

Un grupo de escuelas de las comunas de Nacimiento y Negrete, apoyadas por Fundación CMPC, sobresalen a nivel regional en Biobío y también nacional, por su aumento sistemático en los resultados  del Simce. Actualmente, ambas comunas, se ubican sobre el promedio nacional con 13 puntos en lenguaje y 26 puntos en matemática en el caso de Nacimiento, y 5 puntos en lenguaje y 12 puntos en matemática, en el caso de Negrete.

La Escuela de Dollinco obtuvo destacados resultados en matemática pues sus alumnos superaron en 44 puntos el puntaje medio. En Lenguaje, la Escuela El Saber, de la misma comuna, sobrepasó  en 39 puntos el promedio nacional.

Los colegios que aportaron a estas marcas son, además de los dos mencionadas, Colegio San Juan de Dios, Canadáz, Nacimiento de Nuestro Señor, Escuela Toqui Lautaro y Oscar Guerrero; de Nacimiento. Por Negrete: Escuela Rihue, Escuela Vaquería, Escuela Villa Coigüe y Liceo La Frontera. Los promedios obtenidos por establecimientos que apoya la Fundación CMPC alcanzaron a 277 puntos en lenguaje y 286 en matemática, en Nacimiento; 270 en lenguaje y 282 en matemática, en Negrete.

Formación integral

El director de la Escuela de Dollinco, Gerardo Cisternas, está alegre y satisfecho con los buenos resultados Simce de su colegio, mantenidos por años. Sin embargo, el propósito del profesorado va más allá: “Tratamos de ayudar en la formación integral de los alumnos e integrar a toda la comunidad escolar. Hacemos encuestas sobre qué quieren y en la medida de las posibilidades las satisfacemos. Así, tenemos talleres de lenguaje, matemática, música y deporte. La fundación nos ayuda en estrategias metodológicas, en asesorías, en capacitaciones docentes y en evaluaciones periódicas los alumnos”, asegura.

Te puede interesar:  Dirección de Educación entrega PADEM a Concejo Municipal

Beatriz Contreras tiene 13 años de edad y cursa Octavo Año en la Escuela Básica Dollinco. Es alumna desde Kínder en ese colegio y siente que vivir y estudiar en un área rural y en un establecimiento municipal de grupo socioeconómico bajo no es impedimento para acceder a la enseñanza superior o alcanzar las metas que se proponga. “Tengo cuatro hermanos, dos trabajan y dos estudian en la universidad y todos hicieron la básica en este colegio. Yo elegiré enseñanza media humanista y me interesa seguir estudios en turismo”, dice.

Pedro Toloza es apoderado en Segundo Básico en esa misma escuela y manifiesta que “este colegio es excelente. Retiré a mi hijo de otro establecimiento en el invierno del año pasado cuando se fueron a paro. No sabía nada y acá, en cuatro meses aprendió a leer y escribir”.

Por su parte, Yessica Riquelme, apoderada de la Escuela de Rihue, señala que “es una tranquilidad saber que aquí aprenden contenidos que necesitarán en Enseñanza Media y después.  Mi hija está en Quinto Básico, pero otra niña egresó antes y, a diferencia de algunas de sus compañeras, no ha tenido ningún problema con los conocimientos necesarios para rendir bien en Media”.

Los niños reconocen, en general, que aunque se preparaban bien no dejaban de sentir algo de tensión por el examen, pero que al saber del éxito experimentaron alivio, felicidad y orgullo. Lo manifestaron, entre otros, Pablo Beltrán, de Quinto Básico de la Escuela Toqui Lautaro y su compañera Javiera Loza.

Razones del éxito

La gerente de Fundación CMPC, Carolina Andueza, explica que el trabajo que desarrolla la Fundación, cuenta con distintos programas y espacios educativos o culturales, dentro de los cuales se encuentra el de Asesoría a Escuelas, al que se relacionan estos resultados. “En estos programas se realizan actividades de capacitación y asesoría tanto al aula, como a directivos, a sostenedores y también apoderados”, sostiene.

Te puede interesar:  Zumbatón y reflexión sobre la violencia marcó Mes de la Mujer en CESFAM Sur

Añade que lo central en este apoyo es “la rigurosidad y sistematicidad en lo que hacemos, con un equipo profesional de excelencia, visión a largo plazo y a través de una alianza público – privada con las municipalidades que sostiene esta labor”.

Sobre cómo trabajan, en el día a día, explica que tienen un equipo de terreno que está constantemente visitando las escuelas, apoyando a los profesores en su trabajo en aula, a los directivos a nivel establecimiento, a sostenedores y padres.

Sobre que significa o cuál es la importancia del éxito Simce de colegios apoyados por Fundación CMPC, Andueza evalúa que “lo más importante, es que miles de niños cada año puedan desplegar sus potencialidades, aprender a comunicarse oralmente, leer, escribir, resolver problemas, realizar operaciones matemáticas, en fin, habilidades que les van a servir como fundamento para tantas otras, con las que tenemos la confianza que van a poder ampliar sus oportunidades futuras y colaborar con el desarrollo de sus comunidades”.

David Aptecar, encargado de Proyecto Nacimiento-Negrete, plantea que “estas escuelas han desarrollado la convicción que es posible que sus alumnos aprendan más y mejor y sobre la base de esa creencia han definido su accionar. Creer que son capaces y demostrarse a sí mismos que lo son, es a mi juicio el mayor logro de estas escuelas, porque ellos saben que los logros dependen de ellos, más que de las condiciones externas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí