Nunca haber tenido luz eléctrica es una realidad que aún viven algunos compatriotas, quienes decidieron instalar sus casas en terreno muy alejados del sector urbano. Esta realidad vivía un grupo de 5 familias de Hualqui, domiciliadas en las localidades de Chamizal, El Quillay y Gomero, los que además fueron afectados por los incendios forestales, perdiendo muchos de sus enseres, galpones y parte de sus casas.

Debido a esta condición, la Seremi de Desarrollo Social del Biobío inició una campaña para recolectar insumos con las empresas e instituciones amigas que siempre han dicho presente en campañas sociales que se han organizado. Fue así como el Casino Marina del  Sol, de Talcahuano, tras ser contactado, no dudó en cooperar con 10 generadores eléctricos para viviendas, insumo más que importante para muchas viviendas que no contaban con luz.

De esta manera, funcionarios de la seremi, encabezados por el titular, Juan E. Quilodrán, entregaron esta importante ayuda en dos comunas. “Cinco de los generadores fueron entregados a la Municipalidad de Concepción, los que a su vez los derivaron a familias del sector Agua de la Gloria, y para la entrega de los otros cinco equipos lo coordinamos con el alcalde de Hualqui, para que se derivaran a familias de lugares que han vivido siempre alumbrándose con velas y que se vieron afectados por el fuego de los bosques. Yo agradezco al Casino Marina del Sol por este importante aporte y espero que nos puedan seguir cooperando más adelante con otras acciones sociales, pensadas en la gente más vulnerable. Nosotros creemos que la cooperación público-privada es de mucha importancia, se puede lograr y este es un ejemplo más”, señaló el seremi.

Te puede interesar:  Adultos mayores se lucieron en la final regional del campeonato de cueca

Isabel Cariqueo Huenupi fue una de las que personas que recibió un generador. En el acto explicó lo difícil que es vivir sin luz eléctrica, “siempre nos alumbramos por velas y es muy complicado. Este generador es una alegría muy grande para nosotros, porque podremos alumbrar nuestras casas con ampolletas, o ver televisión o usar una lavadora. Les agradezco por preocuparse por nosotros, gente pobre, que vive lejos por esta linda sorpresa que hoy nos dieron. Estoy muy feliz, además se ve bonito y moderno. No sabe cuánto hemos esperado por luz y ahora la tendremos”, mencionó con mucha alegría.

Los otros beneficiarios fueron las señoras Laura Zambrano, Juana Contreras y Norma Estrada, cuyo hijo, Jaime Escobar, fue a buscar el equipo en su representación, además de don Luis Sáez, que por condiciones de salud no pudo estar presente, pero a quien le harán llegar el equipo a su domicilio por parte de personal municipal.

De esta manera un grupo de familias muy vulnerables, hoy dieron un paso en busca de una mejor calidad de vida, con la ayuda de muchos actores, el Gobierno, la empresa privada y el municipio, pero con un fin en común para todos, ayudar a la comunidad que pasó malos momentos tras los incendios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí