En un ejemplo de colaboración público-privada, la Corporación Nacional Forestal podrá acceder a 62 cámaras de empresas asociadas a la Corporación Chilena de la Madera, para monitorear distintos puntos del territorio.

En el marco de un convenio de colaboración entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Corporación Chilena de la Madera (CORMA), hoy se concretó un nuevo acuerdo que permitirá unificar esfuerzos para la teledetección temprana de incendios forestales en la Región del Biobío.

CONAF podrá acceder a 62 cámaras de Forestal Arauco y CMPC -ambas empresas asociadas a CORMA-, ubicadas en distintos puntos del territorio. Se trata de un sistema de monitoreo que permite detectar en tiempo real incendios a una distancia de 25 kilómetros a la redonda, de día y de noche. Además, gracias a la inteligencia artificial, este software logra reconocer hasta 200 tipos de humos distintos, separándolos de la niebla u otros factores climáticos.

En ese sentido, el director regional de CONAF Biobío, Rodrigo Jara, valoró la iniciativa. “Seguimos consolidando el trabajo mancomunado con los distintos actores que están involucrados, no solamente en el combate, sino que también en la prevención. Tener acceso a las cámaras de detección que tienen las empresas asociadas a Corma, en nuestra región, permite generar una respuesta oportuna por parte de la Corporación y destinar los recursos de manera más efectiva y eficiente, lo que es fundamental en materia de control”.

Instagram Bionoticias

Asimismo, el presidente del departamento de Protección del Bosque de CORMA, Ramón Figueroa, destacó la importancia de compartir los equipos de detección y respuesta a incendios, “con esto, lo que hacemos es que todos tengamos la primera imagen y la mejor información de cuando se inicia un incendio. Por lo tanto, el objetivo es que los recursos que están disponibles, sean públicos o privados, estén muy coordinados, de manera colaborativa, para poder hacer frente a todas las emergencias”.

Te puede interesar:  UTEM presenta libro que rescata el patrimonio natural de Chile junto a la CONAF y Solo Turismo

Además, añadió que, “el objetivo es que las centrales estén mejor y más coordinadas, para una mejor respuesta y una mejor cobertura territorial a los incendios. Los incendios no tienen dueños, no tienen propietarios, pero, sin embargo, nos afectan a todos y todas”.

Cabe señalar que, durante el año 2023, la Corporación Nacional Forestal en la región presentó un proyecto al Gobierno Regional del Biobío, para contar con un sistema de detección de 15 cámaras, las que podrán complementar el monitoreo que realizan las empresas forestales y al cual también tendrán acceso. Lo anterior significa que por primera vez existirá un sistema de detección público-privado en el Biobío, que debería estar operativo para la temporada 2024-2025. Esta iniciativa, aprobada por las consejeras y consejeros regionales, alcanza la suma de $1.361.392.000.

La distribución detallada de las cámaras de CORMA a nivel nacional es la siguiente:

35 en la región del Maule.

22 en la región de Ñuble.

62 en la región de Biobío.

26 en la región de la Araucanía.

23 en la región de Los Ríos.

3 en la región de Los Lagos.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Únete a nuestro canal de Telegram

Únete a nuestro canal de WhatsApp

Baja la App de radiovioleta.cl para androide aquí

Baja la App de radiovioleta.cl para iPhone aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí