Dr. Marcelo Villagrán, académico de la Facultad de Medicina UCSC, explicó sus propiedades y beneficios para así fomentar el consumo del alga entre los chilenos.

Las algas son alimentos de alto valor nutricional y completos, pues son una buena fuente de nutrientes como proteínas, lípidos, fibra, vitaminas, minerales y compuestos bioactivos.

Una de las algas que se presentan en Chile es el cochayuyo, un alimento natural saludable y que tiene una tradición en el país que se remonta a los pueblos costeros precolombinos. Asimismo, contiene un gran contenido de fibra soluble que es capaz de ayudar a mantener el peso y controlar la saciedad, disminuir los niveles de colesterol y controlar la glucosa en la sangre gracias a sus compuestos.

“También el cochayuyo tiene una familia de compuestos bioactivos que actúan en bajas concentraciones y que modulan diversos procesos fisiológicos. Estos compuestos se denominan florotaninos, se caracterizan por proteger el organismo contra el daño oxidativo y se presentan casi exclusivamente en la familia de algas pardas, a la que pertenece el cochayuyo”, explicó el Dr. Marcelo Villagrán, académico de la Facultad de Medicina UCSC.

Instagram Bionoticias

Propiedades

El cochayuyo llama la atención por sus propiedades para prevenir enfermedades cardiovasculares. El académico destacó que “tiene un gran contenido de fibra soluble, es una buena fuente de minerales y ácidos grasos poliinsaturados”.

A pesar de que, todavía hay muy pocos estudios del impacto del consumo de cochayuyo en la salud, existe evidencia para el consumo de algas de costas asiáticas que presentan características similares donde se reveló que su consumo disminuye el riesgo de enfermedad cardiaca isquémica y el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

“La evidencia científica demuestra que el consumo anual per cápita de Japón es de 4.0 kg, mientras que en Chile es de 0.2 kg. La población japonesa consume más algas y por ello, padece menor riesgo de mortalidad por infartos cerebrales, menor mortalidad por enfermedad cardiaca isquémica, reducción de riesgo de enfermedad coronaria y accidentes cerebrovasculares”, señaló el Dr. Villagrán.

En la misma línea, el académico complementó que “en estudios de laboratorio (in vitro), los florotaninos son potentes antioxidantes, inhiben a enzimas que participan de la absorción intestinal de glucosa, mejoran la sensibilidad a la insulina e inhiben el almacenamiento de lípidos en el tejido adiposo”.

Recomendaciones

Si bien, el cochayuyo no es muy consumido entre los chilenos, debido a su sabor marino y su exhaustiva limpieza para eliminar la arena. El Dr. Villagrán señaló que “es necesario incentivar el consumo del alga, porque es altamente saludable. Es importante su difusión, sobre todo, entre estudiantes del área de la salud, quienes reciben información actualizada gracias a académicos que se dedican a investigar este tipo de alimentos”.

Además, el académico resaltó que “es importante preservar su consumo desde el punto de vista del patrimonio gastronómico local” e invitó a probar distintas formas de preparar este alimento como en ensaladas, charquicán, ceviche o fricasé, incluso aventurarse a crear nuevas preparaciones que puedan ser más agradables.

#CochayuyoSalud #AlimentaciónCardiovascular #PrevenciónEnfermedades #CorazónSaludable#CorazónSaludable

Síguenos en Redes Sociales:

Descarga nuestra App:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí