El programa bianual, dirigido por la Dirección del Trabajo, contempla fiscalizaciones en predios agrícolas que cuenten con trabajadores/as de temporada en la Provincia de Biobío y en la Provincia de Ñuble.

El período de ejecución del Programa comprende un primer período en diciembre del año 2016 y un segundo período desde enero al mes de abril del año 2017.

La Seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Fariña, junto al Director Regional del Trabajo, Paulo Otárola, y al Director Provincial del Trabajo, Pablo Pinilla, visitaron la mañana de este miércoles 25 de enero el Fundo Los Junquillos en Santa Bárbara, Provincia de Biobío, en el marco del Programa Trabajadores/as Agrícolas de Temporada.

La actividad contó con una fiscalización preventiva por parte de las autoridades regionales a las instalaciones del predio donde se desempeñan trabajadores y trabajadoras de temporada, para verificar en terreno que se esté cumpliendo con la normativa laboral para este tipo de faenas, relacionadas con contrato de trabajo; control de asistencia de la jornada de trabajo y descansos; remuneraciones; trabajo de menores y extranjeros; normas de protección a la maternidad; y, con la entrega de elementos de seguridad y salud.

“Este es un programa de evaluación y fiscalización de la situación de trabajadores y trabajadoras agrícolas de temporada, donde se inspeccionan las condiciones de higiene, las condiciones de seguridad y las condiciones de salud en los predios donde desarrollan sus trabajo”, señaló la Seremi.

Durante la pasada fiscalización, es decir la correspondiente a los años 2015-2016, se ejecutaron un total de 79 fiscalizaciones, lo que involucró un total de 2.653 trabajadores en los lugares fiscalizados. Este año se esperan realizar más de 90 fiscalizaciones por parte de las oficinas de la Inspección del Trabajo de Chillán, San Carlos y Los Ángeles.

Te puede interesar:  Las medidas y acciones en el sector del agro para enfrentar el coronavirus

Con respecto a la visita de hoy, la Seremi Fariña explicó que “pudimos conversar con los trabajadores y trabajadoras que estaban en cosecha de arándanos y con el administrador del predio, quienes nos mostraron los espacios, los baños móviles, la provisión de agua potable que tienen permanentemente para que puedan refrescarse, visitamos los comedores y, por supuesto, los servicios higiénicos, encontrándose todo en buenas condiciones”.

En la actividad, además, se hizo entrega a los trabajadores y trabajadoras que se reunieron con las autoridades regionales del trabajo de elementos de seguridad y protección muy necesarios en esta época: gorros legionarios y bloqueador solar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí