Inicio / Agricultura / CONAF entrega positivo balance del último período de mayor riesgo de incendios forestales en el Biobío
Superficie afectada es menor en un 95% en relación al verano del 2017.

CONAF entrega positivo balance del último período de mayor riesgo de incendios forestales en el Biobío

Concepción, jueves 19 de abril 2018.- Más de 970 incendios forestales tuvieron que combatir durante esta última temporada los recursos terrestres y aéreos de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, en la Región del Biobío, una cifra menor respecto del verano anterior, bordeando un 15% menos. Misma situación en el caso de la superficie afectada, que alcanzaron las 4.460 hectáreas, un 95% menos que el período 2016-2017. “Pero es bueno recalcar que el verano pasado experimentamos la tormenta de fuego, donde las hectáreas afectadas no son comparables a las de esta temporada; recordemos que en enero del 2017 vivimos los incendios forestales más destructivos de la historia de nuestro país, donde la región vio dañadas 119 mil hectáreas”, precisó el Director Regional (I) de CONAF, Mauricio Véjar Carvajal, quien esta mañana entregó un balance de los incendios que se registraron durante este verano en la región.

El Seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, destacó que estas cifras “no se deben a la casualidad, sino al gran trabajo de la Corporación los organismos asociados como ONEMI y Bomberos que fueron participes del diseño de la Estrategia para el Fortalecimiento de la Gestión de Incendios, presentada el año pasado, y que involucra no solo prevención, sino que también la persecución penal para quienes provoquen incendios intencionalmente, y una coordinación público privada que se traduce en estas esperanzadoras estadísticas”,

Mauricio Véjar informó que estas cifras positivas obedecen a suma de factores, “por un lado, el factor climático, que fue bien distinto al del verano 2017, y por otro, al reforzamiento de nuestras brigadas de combate”. En este último punto, destacó que cada año se contaba con un plan básico de 25 brigadas, que significaba una fuerza de combate de 300 personas, y para esta temporada se sumaron otros 11 equipos, con 100 brigadistas, llegando así a un total de 36 brigadas terrestres y helitransportadas. Estas nuevas brigadas correspondieron a mecanizadas, nocturnas y de ataque rápido exclusivas para áreas de interfaz de ocurrencia reiterada de incendios.

En cuanto a los recursos aéreos, esta temporada la Corporación contó con ocho aeronaves entre aviones Air Tractor, cisterna y dos Cessna para labores de detección y fiscalización, además de helicópteros del tipo Sokol, 350-B3 Ecureuil y uno pesado Sikorsky S-64 Skycrane.

De manera escalonada y de acuerdo a las condiciones climáticas, la Corporación inició la desmovilización de los recursos, quedando en estos momentos con 11 brigadas terrestres hasta el 30 de abril. A partir de esa fecha y hasta el 15 de mayo, la región contará con 5 brigadas terrestres.

El directivo agregó que, junto con este reforzamiento de los recursos, “hubo un cambio de estrategia, tanto en la prevención como en el combate de los incendios. Nos coordinamos, además, con las empresas forestales respecto de aquellos incendios que se combatieron en conjunto para así lograr mejores estándares de combate y abordar de mejor manera las emergencias que se presentaron en esta temporada”.

Respecto, al trabajo a realizar entre otoño y primavera, Mauricio Véjar precisó que “desarrollamos actividades de prevención durante todo el año. Y hoy contamos con un programa financiado por tres años por el Gobierno Regional, denominado ’Prevención de Incendios Forestales en zonas de interfaz de la Región del Biobío’, y que considera seis áreas de trabajo, partiendo por la parte punitiva de los incendios, pasando por el trabajo con los vecinos de zonas de alto riesgo de incendios, hasta la educación ambiental dirigida a los más pequeños”.

 

 

 

Y justamente, en el marco de dicho programa, durante todo el mes de abril se han estado capacitando a profesores del área de ciencias de escuelas pertenecientes a las veinticuatro comunas de mayor riesgo de incendios: Concepción, Tomé, Coronel, Penco, Lota, San Pedro de la Paz, Hualqui, Florida, Santa Juana, Los Ángeles, Mulchén, Cabrero, Yumbel, Laja, Chillán, Chillán Viejo, Quillón, Bulnes, Curanilahue, Lebu, Los Álamos, Tirúa, Cañete y Arauco.

A las cifras presentadas esta mañana por el Director Regional (I) de CONAF, se añaden la ocurrencia y daño registrados por las empresas forestales. Es así como las empresas registraron 1.149 incendios, con una afectación de 1.801 hectáreas. En el caso de la superficie, si se suman las cifras entregadas por la Corporación, las hectáreas afectadas mantienen el porcentaje de un 95% menos que la temporada anterior, esto es 6.265 hectáreas contra 119.397 del período 2016-2017.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Lea también...

La notable historia de superación de la escuela de San Rosendo que destacó en el SIMCE

Por estos días los alumnos de la Escuela Básica Callejones, de San Rosendo en la …

CONAF interpuso querella criminal por caza ilegal de fardelas blancas dentro de la Reserva Nacional Isla Mocha

Concepción, jueves 24 de mayo 2018.- La semana pasada guardaparques de la Reserva Nacional Isla …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *