Inicio / Columnista / Víctor Jara vive
Sergio Campos Decano Facultad de Comunicaciones, U. Central.

Víctor Jara vive

Por Sergio Campos

Decano Facultad de Comunicaciones, U. Central

En septiembre próximo se cumplen 45 años de la muerte del cantautor Víctor Jara. Víctor Lidio Jara Martínez, nació en la comuna de San Ignacio, región del Bío Bío el 28 de septiembre de 1932 y por coincidencia fue asesinado en el mismo mes: septiembre de 1973. El 16 del mes de la patria, cumplía 40 años.

Vivió sus primeros años en los campos del sur y más tarde emigró con su familia a Lonquén en la zona central. De allí se traslada a la población Los Nogales, una población popular en las cercanías de la hoy avenida Padre Alberto Hurtado al poniente de Santiago.

Víctor reconoce en su madre el gusto por la música. Doña Amanda Martínez tocaba guitarra y con ella aprendió los primeros acordes de este instrumento base de las canciones populares del campo y la ciudad.

Estuvo a punto de convertirse en sacerdote, pero el destino estaba marcado por su vocación artística. Con la actriz Gabriela Medina, reafirmó su camino con el conjunto Cuncumén.  Después de hacer el servicio militar su voz enriqueció el Coro de la Universidad de Chile.

Con 24 años se había unido a la Compañía de Mimos de Noisvander y sus estudios de teatro en la casa de Bello lo llenan de satisfacción ya que sus estudios de actuación y dirección lo realizan plenamente.

Corría 1959 y Víctor con sus 27 años articula una alianza con el prestigiado dramaturgo Alejandro Sieveking y dirige su primera obra de teatro: ‘Parecido a la felicidad’. En 1961 escribió su primera canción: ‘Paloma quiero contarte’. De ahí en más se transforma en un torbellino de expresión artística.

Paloma quiero contarte “que estoy solo, que te quiero. Que la vida se me acaba porque te tengo tan lejos, palomita verte quiero. Lloro con cada recuerdo a pesar que me contengo. Lloro con rabia pa’ fuera, pero muy hondo pa’ dentro, palomita verte quiero. Como tronco de nogal como la piedra del cerro el hombre puede…”.

Con el grupo Cuncumén recorrió el mundo. Los países latinoamericanos, los países bajos, la Unión Soviética, Francia, Checoslovaquia, Polonia, Rumania y otras naciones fueron escenario para varios meses de actuación.

La dirección teatral lo involucró con varios dramaturgos de nombre como Germán Luco Cruchaga que dirigía Pedro de la Barra. El Teatro de la Universidad de Chile, lo tuvo como un protagonista esencial durante mucho tiempo.

Las nuevas generaciones de artistas populares chilenos y latinoamericanos incluyen en sus repertorios canciones de Víctor Jara. Aunque no lo conocieron, valoran su compromiso con su pueblo y la alta estatura estética y de contenido original de su obra musical.

Con motivo de los 45 años de su desaparición física, la Universidad Central en conjunto con la Fundación Víctor Jara, ha programado una serie de homenajes durante agosto con muestras esenciales de su música, su arte… con fotografía de destacados testigos de la vida de Víctor. Murales, exposiciones, paneles, videos, películas en las distintas facultades en el Parque Almagro de Santiago.

Cuando se firmó el convenio entre la Universidad Central de Chile con la Fundación Víctor Jara, uno de los presentes dijo: “Los que quisieron enterrar a Víctor, en realidad sembraron un legado que traspasa en tiempo y se encarna en las nuevas generaciones”.

No cabe duda: ¡Víctor Jara, VIVE!

(Visited 3 times, 1 visits today)

Lea también...

El cobre nuestro de cada día: nuevas aplicaciones y su aporte a la innovación y al progreso

Por Pedro Damjanic Vicepresidente de Minería de Finning Sudamérica Hoy resulta  imposible tener un mundo …

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Por Oscar González Académico Facultad de Gobierno, U. Central En el concepto microeconómico actual —paradigma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *