Inicio / Columnista / Pena de Muerte y el derecho internacional
Los países que mantienen la pena de muerte suelen afirmar que es una forma de disuasión contra la delincuencia.

Pena de Muerte y el derecho internacional

Por Cristian Escobar San Martín. Columnista Bionoticias.cl

Quise volver a escribir después de un receso y tras las múltiples opiniones dispuestas por los medios de comunicación y el debate de la semana pasada haremos una regresión por los aspectos más relevantes que nos dejó la tan nombrada medida judicial.

HISTORIA

La última vez que se aplicó en Chile fue en el año 1985, en plena Dictadura Militar, terminando con la vida de los carabineros Carlos Alberto  Topp Collins y Jorge Sagredo Pizarro conocidos como los psicópatas de Viña Del Mar por ser responsable de una serie de homicidios en la ciudad jardín.

Conocido es el Caso de Jorge Del Carmen Valenzuela “El Chacal de Nahueltoro” quien dio muerte a su mujer e hijos, al verificarse su  caso de rehabilitación se pensó en el indulto.

En el 2001 el Ex Presidente Ricardo Lagos Escobar abole esta medida con la Reforma al código penal que coloca a la máxima pena en Chile la Presidio Perpetuo Calificado, en pocas palabras cárcel de por vida.

CASO DE SOPHIA

A raíz del crimen que terminó con la vida de una menor de un año y once meses en la comunidad del Alerce el pasado jueves, se han organizado diversos movimientos sociales que exigen se endurezcan las penas a quienes comentan este tipo de delitos. De esta manera la Tercera el 30 de enero publicaba lo que a muchos ya le hacía pensar que Chile podría volver a la Pena de muerte.

Contextualicemos, la Menor fue torturada, violada y asesinada por el Padre quien creyendo que no era su hija, realizó un crimen deplorable y sin ningún miramiento, con la testigo más insólita, su misma madre, quien es también sindicalizada como responsable del hecho en segundo grado.

SEGÚN EL DERECHO INTERNACIONAL

EL PROBLEMA

Es irreversible y se cometen errores: La ejecución es la máxima pena y es irrevocable, y no se puede descartar nunca el riesgo de ejecutar a personas inocentes. Desde 1973, en Estados Unidos se ha exonerado a 150 personas que habían sido condenadas a muerte. A otras personas las han ejecutado a pesar de las serias dudas existentes sobre su culpabilidad.

No disuade contra el crimen: Los países que mantienen la pena de muerte suelen afirmar que es una forma de disuasión contra la delincuencia. Esta postura ha sido desacreditada en repetidas ocasiones. No hay pruebas que demuestren que es más eficaz que la cárcel a la hora de reducir el crimen.

Suele emplearse en sistemas de justicia sesgados: Algunos de los países que más personas ejecutan tienen sistemas judiciales profundamente injustos. En los tres países donde más se usa la pena capital (China, Irán y Arabia Saudí) se han dictado sentencias a muerte tras juicios injustos. Muchas condenas de muerte se basan en “confesiones” obtenidas mediante tortura.

Se aplica de forma discriminatoria: Si eres pobre o perteneces a una minoría racial, étnica o religiosa, tienes más probabilidades que el resto de personas de ser condenado a muerte, debido a la discriminación que existe en el sistema de justicia. Además, los colectivos pobres o marginados tienen más dificultades para acceder a los recursos legales que necesitan para defenderse.

Se usa como herramienta política: Las autoridades de algunos países, como Irán y Sudán, usan la pena de muerte para castigar a los opositores políticos.

La pena de muerte vulnera dos derechos humanos fundamentales: el derecho a la vida y el derecho a no sufrir tortura. Ambos están protegidos por la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada en 1948 por las Naciones Unidas.

Las siguientes normas internacionales prohíben expresamente el uso de la pena de muerte, excepto en tiempo de guerra:

  • Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
  • Protocolo núm. 6 al Convenio Europeo de Derechos Humanos
  • Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte

Por su parte, el Protocolo núm. 13 al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos prohíbe la pena de muerte en todas las circunstancias, incluso en tiempo de guerra.

Quiero dejar en claro que esto es un antecedente a la hora de dejarse llevar por la histeria colectiva, cito al Columnista Francisco Muñoz Almendras de La Tribuna. Y comparto esta opinión pues no podemos avanzar con la Cultura de Muerte en nuestro país.

Matar a otros para demostrar que matar es malo…

(Visited 13 times, 1 visits today)

Lea también...

Fiesta de la Asunción

Por Juan Antonio Montes Varas Director Acción Familia Este próximo 15 de agosto se celebra …

Un nuevo semestre

Por Carlos Guajardo Académico Facultad de Educación, U. Central Luego de las vacaciones, los establecimientos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *