Inicio / Cartas al Director / Carta al director: El deber cívico y moral de los chilenos

Carta al director: El deber cívico y moral de los chilenos

Señor Director:

¿Qué es lo que nos hace realmente diferentes a un país desarrollado? Al igual que Francia, Italia o Alemania, Chile tiene maravillas arquitectónicas y naturales, tiene bellas ciudades y una cultura rica en patrimonios que los chilenos han sabido cuidar hasta cierto punto. Entonces, entre muchas otras cosas, ¿qué nos falta? Es una pregunta que a veces me invade y después de pensar en diversos factores llego a uno que me intriga profundamente: el deber cívico de los chilenos, más específicamente, el deber de votar de los chilenos.

Ahí radica uno de nuestros problemas; Chile posee un bajo deber moral y cívico por parte de la ciudadanía. Primero, porque este problema de deber cívico lo podemos visualizar en la baja participación de las últimas elecciones. Una de las causas posible, es que no existe la obligación de votar. Y es aquí donde se abre el debate de: “voto voluntario” versus “voto obligatorio”. Si bien es cierto, que con voto obligatorio se lograría mayor cantidad de votantes que con voto voluntario, esto no debería ser así, ya que la mayoría de los ciudadanos debería ir a votar voluntariamente, cumpliendo así con su deber cívico. Por lo tanto, ¿por qué una parte significativa de los ciudadanos no se presenta a votar?

En segundo lugar, está el bajo deber moral. Esto lo podemos visualizar es la poca conservación de patrimonio arquitectónico, por ejemplo, en Ñuñoa han demolido varias casa de importancia arquitectónica y han construido una torre.

Para entender esto, tenemos que ir mucho más atrás, a algo que tenemos interiorizado desde pequeños, nuestra educación escolar. Un pilar fundamental en nuestra vida, pues será la base que utilizaremos para enfrentar la vida adulta. Así como en el colegio aprendemos desde pequeños a sumar, restar, etc, deberían entregarnos una fuerte educación cívica, que nos capacite para comportarnos como ciudadanos participativos y cumplir con nuestros deberes cívicos por el resto de nuestras vidas.

Finalmente, creo que los beneficios de una educación de este tipo, beneficiará directamente a nuestra sociedad y por ende a nuestro país, haciéndolo progresar mejor y más rápido.

Daniela García Poblete

Estudiante de III° Medio de la Alianza Francesa de Santiago.

16 años

(Visited 8 times, 1 visits today)

Lea también...

Más accesibilidad no solo en nuestra zona costera ¿cuándo?

Señor Director: Todos hablamos de ir a visitar los lugares veraniegos; especialmente nuestros más de …

Los desafíos urbanos y las nuevas generaciones

Por Uwe Rohwedder G. Director Escuela de Arquitectura Universidad Central de Chile Desafíos, nuevas miradas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *